La mordedura de una serpiente es una herida causada por un corte denominado “emponzoñamiento ofídico”, qué ocurre cuando los colmillos del animal se introducen de manera punzante en la piel.

La mayoría de las serpientes no son venenosas, pero se encuentran algunas especies venenosas en todo el continente. Las mordeduras de las serpientes no venenosas también pueden causar muchos problemas como laceraciones y reacciones alérgicas que incluso pueden provocar la muerte.

La tasa de mortalidad relacionada con las mordeduras de serpiente es un problema grave a nivel mundial, especialmente para algunas zonas cómo el sur de Asia y África.

Síntomas de mordedura de serpientes

Los principales síntomas tras la mordedura de serpientes son temor, inestabilidad emocional, estrés, pánico, que a su vez puede acarrear los síntomas como: vómitos, diarrea, taquicardia y desmayos.

Una persona que es mordida por una serpiente no venenosa también puede presentar heridas graves en la zona, y esto se debe a que la mordedura puede causar una infección de mucha importancia, sobre todo si no se trata la lesión de manera correcta.

La mayoría de las mordeduras pueden causar un efecto local en pocos minutos, por ejemplo, las mordeduras de cobras y víboras causan un efecto de enrojecimiento e inflamación a los pocos 5 minutos.

En algunos casos la zona también puede comenzar a sangrar y ampollarse, incluso puede conducir a una necrosis de tejidos.

Efectos del veneno

Los efectos de la mordedura de una serpiente pueden variar dependiendo del tipo de serpiente y de la persona afectada. Por ejemplo, la mordedura de una serpiente cobra en el tobillo de una persona adulta, generalmente no causa la muerte, pero si esa misma serpiente muerde a un niño, ya sea en la cara o en el abdomen, la consecuencia puede ser mortal.

Qué hacer en caso de una mordedura

Debido a que hay distintos tipos de serpientes es difícil definir qué hacer en forma general, pero casi siempre es recomendable evitar que el veneno se extiende por todo el cuerpo, presionando la zona afectada para que este no se expanda. Salvo algunos casos, este método no es recomendable, pero aun así está en controversia.

Sin embargo, en la mayoría de los casos lo que debe hacerse es:

  • Trata de que la persona qué ha sido mordida por una serpiente mantenga la calma. Esta es la primera recomendación importante cuando ocurre este tipo de incidente. Si la persona se estresa mucho luego de haber sido mordido esto puede aumentar el flujo sanguíneo, lo cual pone en riesgo a la persona.
  • Pide ayuda rápidamente para que la persona sea llevada a una institución de la salud para que sea atendida.
  • Se debe mantener el sitio de la mordida por debajo del corazón de la víctima, a fin de evitar que el veneno llegue al corazón o a cualquier órgano importante de la víctima.
  • No le des nada de comer y de beber a la persona qué ha sido mordida, en especial evita el consumo de alcohol, ya que este es un vasodilatador qué puede aumentar la absorción del veneno.
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!