El terrorista es aquella persona encargada de impartir terror sobre personas y sociedades de manera organizada, siendo miembro de organizaciones o grupos con objetivos definidos. Pero, ¿qué pasa por la mente de un terrorista cuando decide terminar con la vida de las personas e incluso la suya?

Los terroristas son personas que han perdido la empatía y que no les importa el dolor de los demás.

¿Qué es el terrorismo?

El terrorismo se puede definir como todo acto de violencia y la finalidad es infundir el terror. El terrorista siempre actúa bajo un idealista objetivo (generalmente religioso), que obviamente es el equivocado, ya que imponer la violencia para que algo cambie no es la solución.

Estas creencias religiosas de terror, cada vez aumentan y representan un peligro para toda la sociedad.

Los países de mayor poder a nivel mundial están luchando para eliminar el terrorismo, pero por alguna razón no terminan de desaparecerlo. Quizás porque el terrorismo tiene una base religiosa o fanática es porque se ha extendido y ha llegado a la mente de tantos jóvenes, que están dispuestos a dar su vida por lo que ellos llaman una buena causa.

Los vídeos publicados por el Estado Islámico, a través de su página publicitaria, ha dejado a muchos sorprendidos. Todos los actos violentos y de terror que esta organización ha llevado a cabo, es difícil de asimilar. Pensar que todas estas acciones se hacen el nombre de Dios es una total locura, pero lo cierto es que el terrorismo es uno de los mayores problemas en todo el mundo.

Lo cierto es que un terrorista está cargado de odio, racismo, violencia y locura, para resumir. Libia es el mayor foco de terrorismo en el mundo y el centro del Estado Islámico.

El mayor grupo terrorista

El Estado Islámico es el grupo más peligroso de terrorismo, pero también hay otros grupos involucrados como: Boko Haram, dedicado al secuestro de niñas en Nigeria.

Al Qaeda, en la Península Arábiga (AQAP): una organización que fundó Osama Bin Laden y que está relacionada con el Estado Islámico, ya que ofreció su apoyo incondicional. Además, están los Talibán, responsables de varios atentados, como el ocurrido el 13 de octubre del 2014, en la provincia de Sari Pul.

Grandes organizaciones terroristas como el ISIS prefieren los blancos como adolescentes y jóvenes, con debilidad emocional. Muchos terroristas occidentales se unen a este tipo de organizaciones porque buscan pertenecer a un grupo o porque quieren tener algún ideal en su vida. Muchos de ellos presentan problemas psicológicos, aislamiento o importantes problemas sociales, esto los convierte en presas fáciles para los terroristas.

Generalmente estos jóvenes tratan de buscarle un sentido a su vida, en medio de una sociedad donde son rechazados.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!