100 años, un siglo, cumple la República de Austria y se ha decidido a celebrarlos por todo lo alto. Recordando un pasado del que aún es posible aprender muchas cosas. La Primera Guerra Mundial había acabado dejando millones de víctimas. Las antiguas monarquías europeas perdían su lugar en el mundo dando paso a las repúblicas. El 12 de noviembre de 1918, el Parlamento austriaco de la Ringstrasse de Viena, proclamó la fundación de la República.

Viena capital cultural del mundo

Durante la segunda mitad del s. XIX, Viena había sido la capital cultural y artística del mundo. Las tertulias y los cafés como el Griensteidi, el Central o el Museum reunían y dinamizaban las manifestaciones culturales, las ideas fluían.

El papel de la mujer comenzaba a destacarse algunos ejemplos son Marie Lang, Rosa Mayreder, Trude Fleichsmann, Grete Wiesenthal.

La homosexualidad estaba perseguida en esta época, en la teoría, sin embargo, en la práctica era algo tan aceptado como la prostitución. Y el sicoanálisis de Sigmund Freud no encontró mejor caldo de cultivo para desarrollarse como teoría que la Viena de la época. El emperador Francisco José había decidido equiparar todas las religiones en 1867, lo que favoreció la instalación de los judíos en el imperio, las granden matanzas vendrían unos años después. En 1900, Viena era una ciudad cosmopolita y multicultural, con aproximadamente dos millones de habitantes, su pequeño tamaño ayudaba a que fuera una ciudad dinámica.

La Ringstrasse se comenzó en 1857 ante el crecimiento de la ciudad que obligó al derribo de la muralla medieval. Se convirtió en la calle principal de Viena que actuaba como eje urbanístico, en ella famosos arquitectos como Adolf Loos, Josef Hoffmann, Joseph Maria Olbrich y Otto Wagner fueron construyendo impresionantes edificios y palacios que daban a Viena ese aire de modernidad que aun hoy mantiene.

Viena se convirtió en la capital más hermosa de Europa.

En 1918 mueren 4 artistas fundamentales

1918 fue un año clave, en el murieron 4 de los principales representantes de esta explosión cultural que recibió el nombre de Secesión vienesa.

Los pintores Gustav Klimt y Egon Schiele, el arquitecto Otto Wagner y el artista universal Koloman Moser. Junto con Moser, Klint había fundado la Secesión vienesa, cuya sede está en un edificio del mismo nombre en la Karlsplatz. Estos cuatro artistas tenían muchos puntos en común, eran hombres adelantados a su tiempo cuyo trabajo ha marcado la visión de muchas personas hasta nuestros días.

A lo largo de todo este año Viena rinde tributo a estos hombres con exposiciones y actividades.

4 artistas que han dejado huella

En 1987, junto a otros artistas, Gustav Klimt fundó una asociación llamada Secesión, buscaban rebelarse contra el Arte tradicional y apostaban por un arte total que abarcara todas las facetas de la vida. Fue Olbrich quien construyó un edificio que se convirtió en la sede del movimiento, en su puerta está grabado su lema «A cada tiempo su arte, a cada arte su libertad».

Gustav Klimt (1862-1918) es en la actualidad uno de los artistas más conocidos de todos los tiempos. Su obra “El beso” se ha convertido en todo un icono.

Otto Wagner (1841-1918) fue un catedrático de Arquitectura de la Academia de bellas Artes, la Caja Postal de Ahorros de Viena, las estaciones del tren de esta ciudad, o la iglesia de San Leopoldo, considerada la primera iglesia moderna figuran entre algunas de sus obras. Fue uno de los primero en unir a su trabajo como arquitecto las disciplinas del urbanismo y el diseño.

Egon Schiele (1890-1918) es el representante por excelencia del expresionismo austriaco junto a Oskar Kokoschka. En sus cuadros los protagonistas son seres deformes que causan una sensación de ambivalencia e inquietud en el espectador.

Koloman Moser (1868-1918), es considerado un artista total, pintor, diseñador, interiorista y profesor de la Escuela Vienesa de Artes Aplicadas. Muebles, vidrieras, libros fueron objetos de sus diseños caracterizados por los ornamentos florales de forma curvilínea.

Algunas de las exposiciones:

  • El puente del Klint: del 18 enero al 10 junio, en el Kunsthistorisches de Viena se instalará una escalinata de 12 metros que permitirá contemplar de cerca las obras de Kilmt.
  • Egon Schiele: del 23 febrero al 4 noviembre, en el Museo Leopold, una exposición reúne pinturas y documentos sobre este artista.
  • Otto Wagner: 15 marzo-7 octubre, en el Wien Museum hay una exposición sobre este artista.
  • Arnold Schoenberg y la joven Viena: del 14 de marzo al 29 de junio de 2018 en el Centro Arnold Schönberg exposición de obras musicales, literarias y artísticas
Sigue la página Arte
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!