4

El próximo 26 de enero el artista natural de Tomelloso, #Antonio López será investido #Doctor Honoris Causa por la #Universidad Complutense de Madrid. Universidad asidua colaboradora con este artista.

Conociendo a Antonio López

¿Quién no conoce todavía la obra artística de Antonio López? En primer lugar, Antonio López (Tomelloso, Ciudad Real, Castilla la Mancha, 1936) es uno de los maestros representantes vivos -y en activo- del hiperrealismo pictórico más influyentes de la Historia del Arte actual. Muy probablemente uno de los principales puntos de referencia para la obra -también hiperrealista- de Juan Martín Villate [VIDEO].

Dedicado a ambas artes -la escultura y la pintura-, nos destaca su carácter campechano y un tanto bohemio. Con los pies en la tierra, ha sido es y será por mucho tiempo más -porque este tipo de personas dejan huella- maestro de muchos: desde el ya mencionado Juan Martín Villate, pasando por José Miguel Palacio, hasta el mismísimo Augusto Ferrer-Dalmau.

Premios y distinciones

Ha recibido multitud de premios y reconocimientos por el realismo de su obra tanto escultórica como pictórica. Por poner algunos ejemplos: obtuvo el premio Príncipe de Asturias en 1985, la medalla de oro a las bellas artes, y el premio "Velázquez" a las artes plásticas. Además de todo ello es miembro de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando (Madrid) desde 1993 y ha participado en clases magistrales y talleres invitado por la Complutense de Madrid.

En 2011 llevó su obra al Museo Thyssen de Madrid, participando su obra también en el museo de bellas artes de Bilbao (2011-2012). Sobrepasando fronteras en 2013, llegando hasta Tokio, más concretamente a su Museo Bunkamura de Arte.

Recientemente, en octubre de 2017 recibió el título de Académico Honorario de la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos de Valencia.

La obra artística de Antonio López

Aunque su primera etapa en el Arte estuvo muy influenciada por el cubismo y el surrealismo, pronto inició su etapa realista. Llegando a ser rápidamente una figura clave dentro del grupo de "los mejores realistas de Madrid". Llegando su obra a formar parte de la exposición fija del Centro de Arte Reina Sofía de esta ciudad.

Su pintura eclosionó tras la presentación de su cuadro sobre la Gran Vía madrileña desde la calle Alcalá, al retratar en un estilo hiperrealista y con gran maestría este conocido y mítico escenario madrileño. En su técnica destaca por encima de todo el encuadre bajo, lo que otorga una sensación más de realidad al espectador; además del dibujo muy marcado es de resaltar también la gran importancia que le da a la luz, una luz cálida, de primera hora de la mañana.

Dicha luminosidad como por el color, el ritmo y el encuadre de sus cuadros, no nos extraña sabiendo que pasó una etapa formativa en Roma. La cuna del Arte.

En cuanto a su obra escultórica, ¿Quién no se ha encontrado con esas cabezas gigantes en la salida de la Estación de Atocha de Madrid? Pues sí, esas piezas escultóricas pertenecen a la mano de este artista. Y su mayor inspiración fueron sus nietos.

Recientemente, además, ha sacado su primer libro sobre su obra titulado "Cuerpos y flores". Un título que refleja a la perfección de qué se trata su obra: el cuerpo humano. Muy en la línea quizás de su mayor maestro de la Historia del Arte, Velázquez, Fortuny, el mismo Goya e incluso la naturaleza, entre otras influencias.