5

Hace unos días le realicé una entrevista a Juan Martín Villate, artista zaragozano de apenas 37 años que ya está revolucionando las redes sociales con su Arte. Ganador del reciente premio de Pintura Realista coordinado por Avatarte, su obra de carácter hiperrealista está causando furor en las redes. Tanto es así, que desde su plataforma web se ha visto en la necesidad de enseñar las técnicas de dibujo realista e hiperrealista a los alumnos de hoy y futuros maestros del mañana.

A lo largo de la entrevista, el más ávido lector se dará cuenta de que nos encontramos ante una gran persona con una vocación de artista, pues el arte ha estado siempre presente en su vida de alguna manera.

Con la salvedad de una pequeña etapa que va desde los 18 años hasta la treintena, que se dedicó a probar y buscar el camino de su vida. Pero finalmente se dio cuenta, que aquello que andaba buscando, ya lo tenía en su interior, por lo que retomó su pasión de la juventud: los pinceles, y, en definitiva, el Arte.

El hiperrealismo en pintura contemporánea tiene el nombre de Martín-Villate

Juan Martín Villate (Zaragoza, 1980), se formó desde los 14 años en un estudio de dibujo hasta los 18 que dejó este mundo en busca de su camino. En esa particular búsqueda, y tras comenzar a estudiar tres carreras (Ingeniería de Diseño Industrial, Arquitectura, y Diseño de Interiores) y tras otros varios trabajos, se dio cuenta de que no era lo suyo. En esa búsqueda, al fin, y a sus treinta años, decidió volver a la pasión que tenía de niño, volviendo al mundo del arte.

Así comenzó sus estudios de manera seria en Historia del Arte [VIDEO] a la vez que emprendía su particular proyecto como artista autónomo.

Juan, háblanos un poco de ti, ¿Cómo fueron tus comienzos en el mundo del arte?

De pequeño ya vendía retratos de personajes de dibujos animados como Oliver y Benji a mis compañeros de clase. Con 14 años ingresé en el Estudio Cañada[1] donde aprendí muchísimas cosas pero al llegar a los 18 abandoné completamente mi relación con arte.

Superada la treintena decidí volver a dejarme seducir por ese amor de juventud; Me matriculé en Historia del Arte y retomé lápiz y pincel para intentar dedicarme a lo que siempre me había gustado siendo 2017 un año clave en el que el reconocimiento recibido en el Salón de Primavera de pintura realista de Avatarte[2] y el Petit Salón de Otoño han sido una gran inyección de moral e ilusión para continuar trabajando.

Tu carrera y vida dio un giro abismal, de las carreras de ingeniería del diseño industrial, la arquitectura, el diseño de interiores, de Zaragoza a Barcelona… ¿qué es lo que te hizo decantarte finalmente por el mundo del arte?

Es lo que siempre me ha gustado, mi niñez e infancia las recuerdo siempre pegadas a un lápiz haciendo dibujos y, aunque probé con distintas carreras en las que la creatividad es necesaria, el arte es lo que llevo dentro tanto como forma de expresión como para estudiarlo y sentía la necesidad de darle alas a esa parte de mí.

Ahora vives en Barcelona, ¿qué te ha dado esta ciudad que no te haya ofrecido todavía tu Zaragoza natal?

La visita al MEAM (Museo Europeo de Arte Moderno) de Barcelona fue como un clic en mi cabeza para mí. Siempre me ha gustado el realismo pero pensaba que no había espacio para él en el arte contemporáneo. Ver que había artistas en el siglo XXI que se dedicaban al arte hiperrealista, que se les valoraba y que tenían un hueco dentro del panorama artístico actual fue el último impulso que necesitaba a la hora de intentar dedicarme a ello.

¿Cuál es el consejo que te hubiera gustado que te hubieran dado cuando empezaste? ¿Qué fue lo mejor que aprendiste de tu primer maestro pictórico Alejandro Cañada?

El consejo es fácil y aplicable a todas las personas jóvenes; Lucha por lo que te gusta y es tu pasión, quizá no vas a ser el más rico del mundo pero seguro que vas a ser mucho más feliz y esa es la mayor riqueza.

Con respecto a Alejandro y María Ángeles aparte de muchas cuestiones técnicas básicas con lo que me quedo es que aprendí a observar, a ser el más crítico con mis obras. Desde aquí me gustaría agradecerles todo lo que me hicieron aprender durante los años que estuve con ellos.

¿Crees que el hiperrealismo está mucho más valorado que el arte abstracto contemporáneo?

Es una cuestión interesante la que planteas. Hablando con otros artistas hiperrealistas he visto que hay cierta dicotomía al respecto, existen muchas dificultades para exponer las obras hiperrealistas en galerías y centros de exposiciones sin embargo internet ha sido una herramienta clave que ha permitido acercar esas obras al público y allí, en el contacto directo con las personas, sí que veo que se valora más el arte realista en general que el abstracto. Es interesante cuando menos y quizá habría que reflexionar sobre ello.

Ya veo que estás creando escuela enseñando a la comunidad para que aprenda a realizar sus primeros trazos realistas, pero ¿Tienes algún otro tipo de proyecto que te gustaría emprender y todavía no te has lanzado?

Proyectos tengo miles, tiempo y posibilidades menos. El más inmediato que quiero intentar llevar a cabo es la realización de dos premios de pintura en Zaragoza que acerquen la ciudad al arte, creo que el contacto con el arte es importante y nuestra ciudad vive un poco al margen de él salvando contadas y valiosas excepciones.

Primeros éxitos

Ganaste recientemente el II Salón de Primavera de Pintura Realista organizado por Avatarte, ¿cómo te sientes al haber llegado hasta aquí?

Todavía sigo un poco incrédulo. Concursar en salones o premios nunca se me había pasado por la cabeza y participar en él fue más motivo de la casualidad que otra cosa. Ya ganarlo sí que es algo que ni había imaginado pero ha sido un impulso y una motivación extra a la hora de seguir trabajando.

¿En qué te inspiras y cuál es tu rutina a la hora de emprender una obra?

La inspiración está en todas partes: un libro, una canción, algo que ves por la calle… Además, estamos en una época en la que todo es muy visual; el poder de la imagen ocupa una parte muy importante en nuestras vidas y ello produce muchísimos estímulos e ideas que voy anotando.

Con respecto a la rutina y más concretamente en los retratos, lo primero que hago es recolectar todas las imágenes que pueda del protagonista. Las fotografías reflejan un microsegundo de la persona pero pueden tener fallos ópticos o no reflejar la personalidad e intento corregir de esta manera esas posibles carencias. Por otra parte me gusta conocer al retratado, hablar con él, con familiares o si es el caso de personajes públicos inaccesibles leer sobre ellos, escuchar entrevistas, interesarme por su trabajo… Básicamente, intentar saber cómo es la persona para tratar de plasmarlo de esta forma en el retrato y más concretamente en la mirada. Me fascinan las miradas.

¿Tienes muchos encargos? ¿Cuál sería para ti el encargo ideal?

Encargos siempre hay, son necesarios y cada vez que me hacen uno me llena de ilusión. Pero actualmente estoy más centrado en realizar una serie de obras propias por lo que voy haciendo una especie de lista de espera que completo a la vez que realizo mis trabajos personales.

¿Mi encargo ideal? Me gustaría realizar una obra de grandes dimensiones, una composición con diversos personajes que narrara una historia y en la que pudiese plasmar mis ideas al respecto de la temática representada.

Proyectos actuales y de futuro

¿En qué estás trabajando ahora? Y, hasta donde se pueda contar, ¿cuáles son tus proyectos para un futuro?

Ahora mismo estoy trabajando en un retrato de Madonna que formará parte de un conjunto de retratos que establecerán un diálogo entre sí, algo así como la tríada dialéctica de Hegel en el que cada grupo de obras formará parte de uno de los tres momentos que conforman la idea; tesis, antítesis y síntesis. Con esto tengo para largo así que se podría decir que es mi proyecto de futuro más inmediato y en el que estoy centrado actualmente.

[1] Academia de dibujo y pintura afincada en la calle de Manuel Lasala núm. 14 de Zaragoza, que viene siendo referente de calidad en la enseñanza artística zaragozana desde 1945.

[2] Avatarte es un espacio de venta de arte online.