Las quiches son un plato extremadamente versátil, pueden sacarte de un apuro si tienes invitados o no sabes que hacer de comer. Al mismo tiempo son una receta ideal para llevar fuera de casa, quizá a una excursión o un picnic, donde quedarás de forma fabulosa al llevar un plato tan delicioso y particular.

Ingredientes para elaborar una quiche para 8 personas

Necesitaremos para este plato:

  • Harina todo uso para espolvorear
  • 1 Lámina de masa brisa o quebrada
  • Aceite de oliva, una cucharadita
  • Una cebolla y media
  • 6 Huevos
  • 170 mililitros de nata para cocinar
  • 200 gramos de bacon
  • 100 gramos de queso gruyère
  • Sal gruesa y pimienta molida

Preparación de la receta

Comenzamos poniendo a precalentar el horno a 190ºC, ponemos que tenga calor por arriba y por abajo.

Sacamos la masa de la nevera, recién hecha o conservada debe haber pasado por el refrigerador, y la dejamos reposar quince minutos antes de ponernos a trabajar con ella. Tras este tiempo procedemos a desenrollarla si la teníamos en lámina o a extenderla con un rodillo si la hemos preparado nosotros. De una forma u otra acabaremos pasando el rodillo hasta que tenga una extensión adaptada a nuestro molde, el ideal es uno de 30 centímetros de diámetro.

Procedemos a colocar la masa sobre el molde y lo adaptamos al fondo y las paredes con ayuda de nuestros dedos, apretamos firmemente hasta que hayamos conseguido que la masa lo cubra todo, podemos cortar la masa sobrante. Cubrimos la masa con papel de aluminio y ponemos peso encima para proceder a hornearla unos quince minutos.

Cuando la extraigamos quitamos el papel de aluminio y el peso. Observamos si la masa ha subido o no, en caso afirmativo la aplastamos con suavidad para que vuelva a estar finita, podemos ayudarnos de una cuchara para esto.

Ahora continuaremos preparando el relleno. En una sartén ponemos el aceite de oliva y la ponemos a fuego medio-alto.

Picamos la cebolla tras pelarla en trocitos muy finos y la echamos en la sartén. Procuramos pocharla con el aceite y la sazonamos con la pimienta y la sal. Cuando comience a volverse translúcida vertemos el bacon también, sofreimos un par de minutos o tres más y lo retiramos del fuego.

En un bol cascamos los huevos y los batimos junto a la nata.

Seguidamente echamos lo que hemos preparado en la sartén y añadimos el queso rallado. Aquí sazonamos con sal y pimienta al gusto. Removemos todo y lo echamos encima de la masa. Introducimos de nuevo en el horno sobre tres cuartos de hora, debemos vigilar que el centro de la quiche quede hecho con la técnica del palillo. Una vez este lista la sacamos y la dejamos enfriarse un poco, tras esto estará lista para comer.

Sigue la página Recetas
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!