La torta fría a base de galletas es una preparación que no necesitas hornear, en la que puedes variar sabores a tu gusto y puedes preparar raciones individuales para fiestas y celebraciones. Muchos la confunden con la preparación de la marquesa, y puede esta ser una variante, aunque sin embargo la variedad del sabor y agregar otros ingredientes, como frutas, la diferencian. Prepara esta torta fácil, sin necesidad de usar el horno, a base de galletas dulces con pudín de diferentes sabores que además crean un colorido y rico postre. Los niños son amantes de estas preparaciones dulces, sorpréndelos.

Torta fría

Ingredientes:

  • 200 mg de pudín de chocolate
  • 200 mg de pudín de fresa
  • 200 mg de pudín de caramelo o vainilla
  • 1 ½ de leche líquida, un poco espesa
  • 400 mg de galleta dulce
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • Crema chantilly o merengue de su preferencia

Preparación:

  1. Mezclar el pudín, cada sabor por separado, con 500 ml de leche líquida fría y llevar a la cocina a fuego bajo hasta alcanzar el espeso deseado. Reservar y dejar enfriar a temperatura ambiente.
  2. En un recipiente de boca ancha mezclar un vaso de leche líquida y la cucharadita de esencia de vainilla.
  3. Disponer de los pudín en una mesa junto a los demás ingredientes.
  4. Disponer de un molde de 20 cm de ancho y 5 cm de alto aproximadamente, limpio y seco.
  5. Colocar una base de galletas en el molde escogido, pasando las galletas previamente por la mezcla de leche y vainilla.
  6. Una vez hecha la capa de galletas como base, asegurando no dejar espacios amplios entre galletas, agregar el pudín de chocolate y esparcir uniformemente sobre la superficie.
  7. Colocar otra capa de galletas previamente pasadas por la mezcla de leche y vainilla.
  8. Agregar el pudín de fresa y esparcir uniformemente sobre la superficie.
  9. Colocar una tercera capa de galletas previamente pasadas por la mezcla de leche y vainilla.
  10. Agregar el pudín de vainilla o caramelo y esparcir uniformemente por toda la superficie.
  11. Colocar la última capa de galletas previamente pasadas por la mezcla de leche y vainilla.
  12. Refrigerar por 2 horas.
  13. Cubrir con la crema chantilly o merengue electo y decorar al gusto.
  14. Refrigerar nuevamente por al menos 1 hora antes de consumir.
  15. Servir bien frío.

Un postre colorido y delicioso que dejara a más de uno sorprendido por tus cualidades en la repostería, si desea puedes agregar leche condensada en cada capa de pudín o sobre el merengue o crema.

Sigue la página Recetas
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!