En la historia del merengue se dice que fue creado en el año 1720 por el maestro pastelero italiano llamado Gasparini, que vivía en Meiringen, pueblo suizo, de ahí el nombre merengue. El merengue es un postre hecho simplemente con puras claras de huevos y azúcar glass. A lo largo del tiempo le han agregado ingredientes a su receta, como lo es las esencias de diferentes sabores, y colorantes para darle color al merengue o Suspiros.

Merengue francés

Ingredientes:

  • 1 claras de huevos
  • 3 cucharadas de azúcar
  • 1 pizca crémor tártaro o 1 pizca de sal.

Para empezar hay que colocar en la batidora las claras de huevos.

Batir las claras hasta que espumen. Agregar una pizca de sal al batido (esto hará que el merengue tenga más consistencia)e incorporar el azúcar a cucharadas en formas de lluvia para darle tiempo que se disuelvan los cristales de azúcar. Continuar batiendo hasta lograr un punto firme en el merengue. Si queremos darle diferentes tonalidades de color al merengue, añadir colorantes alimentarios en polvo una vez esté listo el merengue.

Merengue suizo

Ingredientes:

  • Agua (cantidad necesaria)
  • Azúcar 250g
  • 4 claras de huevos
  • 1 pizca de sal

Primero hay que colocar las claras de huevos, el azúcar y una pizca de sal a baño maría y cocinar hasta que los cristales del azúcar se disuelvan. Retirar y batir hasta obtener un merengue consistente.

Para dar diferente tonalidades de colores al merengue podemos añadir colorantes en polvo o líquido.

Merengue italiano

Ingredientes:

  • Agua 100cc
  • Azúcar 250g
  • Glucosa 50g (opcional)
  • 4 claras de huevos
  • 1 pizca de sal

Primero hay que colocar en una cacerola el agua y el azúcar. Calentar sobre el fuego mediano, para hacer un almíbar.

Agregar la glucosa y cuando la temperatura del almíbar llegue a los 118°, el almíbar estará listo para utilizar. Comenzar a batir las claras con una pizca de sal hasta que estén espumosas. Verter el almíbar en forma de hilo sobre las claras, sin dejar de batir. Continuar batiendo hasta que el merengue se enfríe a temperatura ambiente.

Datos añadidos sobre el merengue

La temperatura del almíbar debe medirse con termómetro. Puede estar entre 117 y 125 grados, de acuerdo con la densidad que se necesite o según la humedad del ambiente.

El almíbar debe verterse en forma de hilo muy cerca de la pared del bol de la batidora. Si cae sobre el batidor, se dispersará y no se integrará a las claras para dar diferentes tonalidades al merengue italiano, añadirle colorantes alimentarios en pasta o en líquido una vez se encuentre listo el merengue.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!