Hablando un poco sobre estos tipos de masas, la Masa sablée y la masa brisee, son tipos de masas quebradas, que al hornearlas se vuelven quebradizas. Estas masas sirven para hacer tartas y tartaletas, bien sea tartaletas saladas o dulces.

Masa sablée

  • 300 gramos de Harina de trigo todo uso
  • 150 gramos de margarina sin sal o manteca
  • 200 gramos de azúcar glass (pulverizada)
  • Dos cucharaditas de esencia de vainilla
  • Una pizca de sal o al gusto

Debemos tener en cuenta

Que antes de comenzar la siguiente preparación debemos tener a la mano todos los ingredientes que se utilizaran, previamente pesados y medidos, también tener todos los utensilios que se necesitaran a la hora de comenzar con la preparación de nuestras masas clásicas.

Preparación

Procedemos a batir la manteca, junto con el azúcar glass y esencia de vainilla. Añadir el huevo, mientras, tamizamos la harina junto con la sal y agregar a la mezcla de la manteca. Formar una masa sin batir ni trabajar tanto, hasta lograr un bollo de masa. Meter en la nevera y dejar reposar hasta que tome firmeza por unos 40 o 50 minutos aproximadamente. Engrasar y enharinar un molde de tarta de 26 centímetros de diámetro y contorno acanalado.

Estirar la masa a 3 centímetros de espesor, enrollar en un rodillo y extenderla sobre el molde. Adaptar la masa y cortar el excedente. Pinchar la base de la masa con un tenedor, cubrir toda la masa con papel aluminio y por encima colocarles granos o piedras, procedemos a hornearlo sin que la masa obtenga mucho color, por unos 15 minutos aproximadamente, y con el horno precalentado a 180 grados.

Al estar listo retirar y dejar enfriar.

Masa brisee

  • 300 gramos de harina de trigo todo uso
  • 200 gramos de margarina sin sal
  • Uno huevo
  • Pizca de sal al gusto
  • Tres cucharadas de agua prácticamente congelada

Procedimiento

Verter la harina de trigo en la mesa junto con la pizca de sal. Agregar la margarina fría en trozos cuadrados y triturar con un tenedor, sin amasar hasta que estén los ingredientes bien integrados, y hacer que quede como una arenilla.

Batir el huevo a mano e integrarlo a la masa arenosa. Con la masa hacer una bola redonda y dejarla reposar bien tapada dentro de la nevera por una hora y media aproximadamente,

Extender la masa con un rodillo y forrar el molde para tarta. Colocar sobre la masa una bolsa de papel o cúbrala con papel parafinado, y vierta ¼ de cualquier grano o piedras, para que al momento de hornear no se eleve la masa o se abombe.

Procedemos a llevarlo al horno durante unos 25 minutos aproximadamente, sabremos que esta listo cuando esté de un color dorado claro, retirar del horno y dejar enfriar.

Sigue la página Recetas
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!