El mango es una de las frutas que más se consume en el mundo. Este fruto tropical dulce se eligió el “rey de las frutas” y es altamente nutritivo, ya que contiene más de 20 vitaminas y minerales y también es libre de grasa, libre de sodio y sin colesterol. Veamos las razones por las que ae debe comer más de esta súper fruta.

Múltiples beneficios que ofrecen los mangos para la salud

Los mangos pueden prevenir el Cáncer: Los mangos se cargan con más de una docena de tipos de polifenoles.

Estos son compuestos que exhiben actividad antioxidante que protege a las células del daño de ADN que pueden resultar en enfermedades degenerativas, como el cáncer y la diabetes tipo 2. En un estudio en animales, los investigadores encontraron que los antioxidantes de mango suprimen el crecimiento de células de cáncer de mama.

Mangos mejoran los niveles de azúcar en la sangre: Los mangos pueden ser dulces, pero en realidad ayudan a mejorar los niveles de azúcar en la sangre.

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad del Estado de Oklahoma examinó el efecto del consumo de mangos en hombres y mujeres obesos. Durante 12 semanas, los participantes consumieron 10 g de pulpa de mango que era equivalente aproximadamente a la mitad de un mango fresco todos los días. Al final del estudio, los participantes tenían un menor nivel de azúcar que cuando comenzaron el experimento.

Los investigadores atribuyeron este efecto de disminución del azúcar en sangre a los antioxidantes en los mangos.

Los mangos son buenos para los ojos: Los mangos contienen luteína y zeaxantina, que son compuestos naturales que protegen la retina y el cristalino y apoyan la salud general de los ojos. En un estudio los investigadores encontraron que estos antioxidantes pueden aumentar el alcance visual, reducir el malestar contra el deslumbramiento y mejorar el contraste visual.

También pueden acortar el tiempo necesario para que los ojos se recuperen del estrés de las luces brillantes. También la luteína y zeaxantina pueden luchar o retrasar la progresión de las cataratas y la degeneración macular.

Fortalecen el sistema inmunológico: Los mangos contienen altas cantidades de vitamina A. De hecho, una pieza de mango proporciona aproximadamente una cuarta parte de su meta diaria de la vitamina.

La vitamina A ayuda a la producción y la actividad de las células blancas de la sangre, y por lo tanto es necesario por el sistema inmune para funcionar correctamente. Una deficiencia de vitamina A está vinculado a una mayor susceptibilidad a las infecciones.

Mangos mejoran la piel y la salud del cabello: La vitamina A también es importante en el desarrollo y mantenimiento de múltiples tipos de tejidos epiteliales, incluyendo el pelo, la piel y glándulas sebáceas.

Las glándulas sebáceas, que se adjuntan a los folículos pilosos, mantienen el cabello hidratado y saludable. Por otra parte, los mangos son ricos en vitamina C, proporcionando casi el 75 por ciento de la mínima ingesta diaria de vitamina C. Esta vitamina ayuda a producir colágeno, que da a la piel su elasticidad y evita la formación de arrugas y la flacidez.

Los mangos pueden aliviar el estreñimiento: Un estudio sobre las personas con estreñimiento crónico reveló que el consumo de mango ayuda a aliviar el estreñimiento mejor que tomar una cantidad equivalente de fibra aislada.

Sin embargo, los mangos pueden desencadenar gases y la hinchazón en algunas personas, especialmente los que tienen el síndrome del intestino irritable.

Consejos para escoger buenos mangos y su almacenamiento

Al elegir los mangos, se debe escoger basado en su aroma y el tacto en lugar de la apariencia. Los mangos maduros tienen un olor dulce y rico y son un poco más suaves al tacto. El color no es un buen indicador de la madurez, ya que varía dependiendo del tipo de mango. Los mangos vienen en diferentes variedades.

Los mangos deben almacenarse a temperatura ambiente hasta que estén suaves, y a continuación, pasar a la nevera.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más