Existen investigaciones procedentes de las universidades de Yale, Denver y Jerusalén que señalan el lado oscuro de un positivismo mal estructurado o tergiversado.

Según los autores de los nombrados estudios, la felicidad no debe ser considerada como algo universalmente bueno, ya que no todos los tipos de felicidad son algo bueno y perseguir la felicidad conduce a que las personas se sientan peor que al principio. La investigación fue publicada por Perspectives on Psychological Science, una revista adscrita a la Association for Psychological Science.

Como llegar a ser feliz

Para llegar a ser felices se nos dan ciertas prescripciones, como sonreír, leer libros de autoayuda, pensar en las cosas que nos hacen felices, etc. Sin embargo estas acciones pueden no ser la vía correcta para llegar a un estado de bienestar emocional afirma Gruber, una de las investigadoras del Laboratorio de Emociones Positivas:

”Las personas que quieren sentirse más felices pueden elegir entre una multitud de libros que les guíen sobre cómo hacerlo.

Sin embargo, fijar una meta de la felicidad puede ser contraproducente… Cuando las practicas con la motivación o la expectativa de que dichas actividades deberían hacerte feliz, éstas pueden llevarte a la decepción y provocar en consecuencia una disminución de la felicidad"

Una de las pruebas que se usaron para comprobar lo anterior fue hacer que personas leyeran un artículo en el periódico alabando la felicidad; luego, estos individuos se sentían peor después de ver una película con temática feliz, respecto a aquellas personas que leyeron un artículo donde no se hablaba de la felicidad.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Historias

En este orden de ideas la conclusión de la investigación es que las primeras personas se exponen a un mayor nivel de frustración al encontrar un desfase entre las expectativas y la realidad, ya que no terminan siendo tan felices como esperaban y esta sensación puede causar angustia.

Lo que sucede es similar a cuando se busca ser perfeccionista prioritariamente y lo que se acaba por hacer es una serie de errores debido a una predisposición poco asertiva.

Así mismo con la felicidad, buscarla como una obsesión en la cultura es contraproducente, muchas doctrinas budistas han señalado esto.

Hoy tomamos todo el conocimiento del pasado para mejorar nuestras creencias en el futuro y de este modo lograr un estado verdadero de tranquilidad y buen humor.

Las creencias que tienen las personas acerca del futuro son cruciales para la búsqueda del bienestar emocional

Por ejemplo, en el caso estudiado que se suscitó, donde los que vieron la película después de leer el artículo de felicidad, tenían expectativas altas y surrealistas de que en teoría la felicidad iba a ser otra cosa respecto a lo que realmente se encontraron.

Es útil entender como la perspectiva correcta de la proyección a futuro permite acercarnos a un desarrollo factible de nuestras cualidades. Al respecto se han hecho investigaciones, una de ellas que ha sido publicada en Social Psychological and Personality Science, en este estudio se preguntó a 5000 adultos cuando tenían entre 20 y 75 años acerca de su personalidad y de cómo se visualizaban en el futuro. Diez años después se hizo una evaluación de los participantes con nuevas preguntas para identificar la relación de sus expectativas con los logros obtenidos.

Los resultados del anterior estudio indican que las personas que habían imaginado que sus vidas serian demasiado diferentes que en el presente eran notablemente menos felices que quienes no imaginaban que iban a convertirse en personas con vidas totalmente distintas. Particularmente fue evidente al evaluar las respuestas de las personas que pensaban que su nivel económico sería mucho mejor, estos se encontraron menos satisfechos que quieres no se apresuraban a hacer predicciones ni muy positivas ni muy negativas del futuro económico.

Lo que sucede tiene relación al modo en que ejecutamos las decisiones en nuestra vida.

Cuando pensamos en un futuro previsible estamos tomando como punto de referencia un escenario real. Sucede que las decisiones que tomamos dentro de la lógica de la vida y del universo son las que nos irán llevando paso a paso durante la búsqueda constante de estados buenos para nosotros y los que amamos.

Cuando se pierde la felicidad por obsesionarse en buscarla, comprometemos nuestros sueños con ilusiones creyéndonos magos y adivinos, comenzamos a desperdiciar el potencial del presente en medio de un delirio idílico irreal.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más