Raro síndrome presentaba un hombre de Estados Unidos que sin haber bebido era víctima de los síntomas de la embriaguez. Se trata de Donato Giannotto, un comerciante de 47 años, de Nueva Jersey, el cual ha vivido varios años embriagado sin probar el alcohol.

Pues bien, al pasar de los años, a Donato le diagnosticaron en 2016 el Síndrome de la Autocervecería (ABS), patología que se caracteriza porque el propio organismo produce el alcohol con el que se embriaga la persona.

Esto sucede cuando la administración de antibióticos de manera indiscriminada genera el desarrollo excesivo de levaduras como la de la cerveza o bacterias dentro del intestino; estas, a su vez, transforman los carbohidratos que la persona ingiere en alcohol.

Episodios inverosímiles

Por los constantes episodios de embriaguez y desmayos recurrentes ,este hombre tuvo que abandonar el trabajo, además de por las características propias de una persona bajo los efectos del alcohol.

A este caballero le han ocurrido las cosas más inverosímiles por su particular afección. En una oportunidad, lo detuvo en su coche la policía y, al hacerle el control de alcoholemia, lo apresaron por manejar en estado de ebriedad. Lo insólito es que no había bebido un sorbo de alcohol durante dos décadas por su problema de diabetes.

Dado el desagradable episodio, su pareja Michelle dudó de su abstinencia y se planteó la posibilidad de que Donato estuviera consumiendo alcohol sin ella saberlo, por lo que revisó la vivienda minuciosamente, pero no halló ningún indicio.

Luego, Donato pidió matrimonio a Michelle. Durante la boda, ejerciendo el ritual de costumbre, se arrodilló y, antes de expresar la frase "¿Te quieres casar conmigo?", se desplomó inconsciente al suelo.

Evolución de la enfermedad

Giannotto relató para el periódico británico The Guardian que su tragedia comenzó el año 2015, cuando era comerciante de cauchos.

Una noche celebrando Hallowen en su casa de Nueva Jersey, se encontraba con su novia compartiendo la cena; en ese instante comenzó a sentirse mal y se fue a la cama. Momentos más tarde la pareja lo halló vomitando y en una especie de convulsión.

De inmediato fue llevado a emergencias, donde los doctores le preguntaron a Michelle sobre cuánto había estado bebiendo su pareja, por cuanto su organismo evidenciaba elevados rangos etílicos.

Ambos quedaron sorprendidos porque no acostumbraban a comprar licores, en vista de que Donato es diabético.

Le comenzaron a aplicar una serie de estudios médicos, los cuales no aportaron nada significativo sobre el caso. Inclusive, la pareja recordó que hace poco tiempo Giannotto fue sometido a una operación de nariz, la cual se infectó y tuvo que ser atendida con antibióticos, cosa que comunicaron al equipo médico, pero luego de superada la emergencia fue dado de alta.

Al pasar de los días continuaron los malestares, hasta el punto de aplicarle oxígeno diariamente.

Y al final la solución

Por coincidencias inexplicables de la vida, el primo de la novia de Donato es médico y en una oportunidad fue a una conferencia sobre Enfermedades extrañas.

Allí se enteró del ABS, por lo que al 'beodo sin querer' le hicieron nuevos análisis.

Ya finalizando el año 2016, a Giannotto le diagnosticaron ABS y los médicos sólo le ordenaron no consumir carbohidratos. La pareja, no conforme con esto, visitó numerosos médicos de EEUU pero ninguno dio una respuesta convincente.

Finalmente, tras un ataque de pancreatitis por el que tuvo que acudir de nuevo al médico, consiguieron el elixir de su mal. Al inyectarle antifúngicos intravenosos, los rangos de alcohol en el organismo disminuyeron. En estos momentos ya no se desmaya y se mantiene activo por más tiempo durante el día. Además, puede consumir carbohidratos y ya su organismo no produce alcohol.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!