Después de un intenso debate de más de seis horas, el parlamento peruano depuso al hasta entonces presidente Martín Vizcarra, con el voto favorable de todas las bancadas, a excepción del partido Morado. La referida votación registró 105 votos a favor, 19 votos contrarios y cuatro abstenciones.

El congreso procedió al debate donde se evaluaron testimonios en los cuales se señala que Vizcarra de recibir unos presuntos sobornos, al momento que ejercer la Gobernación de Moquegua, Departamento al sur de Perú; los cuales se aplicarían para el otorgamiento de contratos en el complejo de riego denominado “Lomas de Ilo”, así como en la construcción del hospital de Moquegua.

Al ser notificado, Vizcarra desde el patio del Palacio de Gobierno en Lima, acompañado de su tren ejecutivo reconoció la remoción de su cargo sentenciando “la historia y el pueblo peruano juzgarán al Congreso”.

la conciencia tranquila, la frente en alto y el deber cumplido

Aseguró que deja el Palacio de Gobierno, aun cuando le habían recomendado actuar bajo los procedimientos legales para evitar ese desenlace, pero que prefería no proceder de manera legal. Agrega que sale con la frente en alto y dispuesto a enfrentar "la falsedad de las acusaciones”.

Prosigue el exmandatario deseando que su entrega de servicio al pueblo no sea entendida solamente como la voluntad de ejercer el poder, ya que ha puesto todo su empeño, competencias y amor al servicio de las mayorías.

Vale destacar que Martín Vizcarra llega a la presidencia de la República después de la dimisión de Pedro Pablo Kuczynski, ocurrida en marzo del año 2017.

Se dirigió al pueblo peruano desde su cuenta en Twitter, alegando que a lo largo de los dos años y ocho meses que estuvo en la presidencia, el pueblo ha sido su mayor soporte y fortaleza y junto a él construyó el camino por donde transitaban, muy a pesar de las adversidades.

Dice marcharse con la “conciencia tranquila, la frente en alto y el deber cumplido”.

En estos últimos dos meses, es la segunda moción por “incapacidad moral permanente” que se alegó contra el presidente; lo que evidencia la relación conflictiva existente entre el Ejecutivo y el Parlamento, el cual entró en funciones el pasado 17 de marzo de 2020, siendo los partidos mayoritarios Acción Popular y Alianza por el Progreso.

Deudas con la justicia

El congresista Edgar Alarcón, perteneciente al partido “Unión por el Perú” fue quien hizo la solicitud. Es de hacer notar que el mencionado partido lo lidera Antauro Humala desde prisión, donde se encuentra desde el año 2005 por arremeter contra una comisaría con un grupo de armadas en Andahuaylas, en el Departamento de Apurímac, en el sureste del Perú.

Su causa fue pedir la renuncia de Alejandro Toledo, presidente electo para el período 2001-2006. En este enfrentamiento murieron cuatro policías por impactos de bala. Adicionalmente, José Luna Gálvez líder del partido Podemos Perú que también votó por la salida de Vizcarra, está encarcelado por corrupción.

Antes de su destitución Martín Vizcarra había señalado que ejecutar el procedimiento aumentaría los temores sobre la viabilidad e institucionalidad de la República del Perú, con sus respectivas consecuencias económicas.

Añadió que en algún momento cualquier funcionario público podría ser objeto de imputaciones y puso el ejemplo de los 68 congresistas que se les siguen procedimientos de investigación por el Ministerio Público, y que no por ello han abandonado sus cargos.

Por su parte, al congresista Alarcón lo investiga la fiscal de la Nación, Zoraida Ávalos, la cual presentó denuncias constitucionales en julio pasado, que se castigan con 17 años de prisión, al haber hallado elementos de peso que hacen suponer que está incurso en los delitos de enriquecimiento ilícito agravado y peculado doloso, en el tiempo cuando se desempeñaba como titular de la Contraloría General de la República (2016-2017).

La figura de la vacante presidencial por incapacidad moral, se contempla en la constitución peruana desde el año 1839 y desde entonces se han depuesto tres presidentes: José de la Riva Agüero, Guillermo Billinghurst y Alberto Fujimori (1990-2000).

Según la constitución, en estos casos asume el presidente del Congreso, que para el momento es Manuel Merino de Lama, el cual es líder del partido Acción Popular, que junto a los partidos Alianza por el Progreso, FREPAP, Somos Perú y Unión por el Perú, fueron protagonistas de su deposición.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!