Especialistas a nivel mundial se han dedicado a comprender cómo impacta el COVID-19 en el organismo humano. Entre estas incidencias se encuentran algunas que están correlacionadas, como por ejemplo entender por qué ciertas personas son asintomáticas, otras transitan el virus con leves síntomas y en contraste, por qué unas enferman de gravedad, incluso, en muchos casos fallecen. Pues hoy, en esa escalada investigativa, surge un nuevo elemento: la vitamina D.

Los hombres pudieran estar más en riesgo

Científicos españoles desarrollaron una investigación donde concluyen que el 82,2% de los enfermos con COVID-19 en el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla (Santander) padecen deficiencia de vitamina D, muy por encima que los datos obtenidos de otros grupos de control que no tienen la enfermedad.

Adicionalmente, la exploración arroja la certidumbre de que en el grupo con falta de vitamina D, la gran mayoría son hombres, pero también, presentan los niveles más reducidos que las mujeres.

En la referida investigación, publicada en la 'Revista de Endocrinología Clínica y Metabolismo' de la Sociedad Endocrina, el grupo organizado por José L. Hernández estudió 216 enfermos por Coronavirus y a 197 personas sin patologías, conformando grupos demográficos por edad y sexo. Al analizar los rangos de vitamina D, verificaron que el 82% de los enfermos de coronavirus presentaban déficit de vitamina D, frente al 47% del grupo de los sanos.

La deficiencia de vitamina D nos puede hacer vulnerables

Concluyen que los individuos que tienen deficiencia de vitamina D son más proclives a sufrir de COVID-19.

Sin embargo, los resultados también arrojaron que estas personas se encuentran en riesgo de padecer hipertensión así como padecimientos cardíacos, aparte de que su restablecimiento es más lento. Llama la atención que no se halló correspondencia entre la deficiencia de vitamina D y el agravamiento del coronavirus.

El especialista Hernández explica que los pacientes con niveles bajos de vitamina D deben recibir tratamiento con esta vitamina, lo cual les beneficia el sistema inmunológico así como el musculoesquelético. En este sentido recomienda determinar y tratar el déficit de vitamina D, sobre todo en individuos de alto riesgo como ancianos, individuos con diversas Enfermedades y residentes de ancianatos, que es la mayor población vulnerable del coronavirus.

Limitaciones de la investigación

Vale destacar que los responsables de este trabajo de investigación reconocen sus deficiencias como que se aplicó en un solo centro de salud, por lo que la data podría no ser proyectada a otros espacios o países. Además, acotan que es un análisis visual, de manera que no se sabe si una terapia con la referida vitamina es positiva para evitar la enfermedad o en la mejoría del pronóstico de los enfermos de coronavirus, porque se deben definir en ensayos de otras magnitudes, los cuales son requeridos para determinar el rol de los suplementos de esta vitamina si se presentan nuevas pandemias por SARS-CoV-2.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!