Duras advertencias las que provienen desde el Reino Unido, ya que un asesor científico del gobierno inglés pone de manifiesto que el virus de la COVID-19 podría no desaparecer nunca, incluso si aparece la tan deseada vacuna. Así lo ha puesto de manifiesto Patrick Vallance durante su comparecencia en la Cámara de los Lores, en Londres, al exponer que “es poco probable que terminemos con una vacuna verdaderamente esterilizante”.

Estas palabras del científico británico ponen de relieve las opiniones que ya habían expuesto otros expertos en el mismo sentido. También ha incidido en que el mundo se encuentra en un escenario realmente excepcional y que no ha tenido otras comparaciones en la historia.

Estas palabras llegan en un momento en el que la segunda oleada del Coronavirus está atacando con especial virulencia a los países europeos. Con estudios sobre la permanencia del virus en ciertas superficies.

La vacuna contra el virus podría tardar todavía bastante tiempo

Otro de los planteamientos que utiliza Patrick Vallance para describir este escenario es que la vacuna no va a aparecer tan pronto como calculan algunas fuentes de los medios de comunicación. En este sentido, el científico inglés constata que “el tiempo promedio que se tarda en hacer una vacuna desde cero es de unos 10 años y nunca se ha hecho antes en menos de 5 años, como mínimo”.

Un hecho que valida su teoría de que la COVID-19 podría estar todavía muchos años entre nosotros.

Por lo que es necesario reforzar las medidas de protección ante el virus durante bastante tiempo. Con la puesta en marcha de algunas terapias contra la enfermedad.

Inmunidad a largo plazo

De cualquier manera, el experto cree que la vacunación podría mejorar el escenario dentro de la pandemia del coronavirus, hasta el punto que opina que esta enfermedad vírica podría llegar a parecerse más la gripe común que a cualquier otra incidencia en el organismo.

También opina que la COVID-19 no es un virus que mute tan rápido como otros y por ello la población podría desarrollar una inmunidad dirigida más al largo plazo.

Segunda oleada en Europa

Este aviso por parte del asesor científico del gobierno inglés viene en un momento caracterizado por el notable repunte que está experimentando el coronavirus en todo el continente europeo.

En países donde, por primera vez desde que se impusiese la pandemia, se están aplicando toques de queda por la noche para combatir esta enfermedad en las vías respiratorias, con un aumento progresivo en el número de contagiados en lo que se constituye la segunda oleada del virus y pecisamente en el instante que las temperaturas están bajando en los países europeos y se tenga el temor de que lo peor aún no ha pasado.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!