Hasta ahora parecía que los test masivos a la población era una de las medidas más eficaces para hacer frente a la expansión del Coronavirus. Esta estrategia parece que se ha venido abajo después de que Alemania haya cambiado de opinión sobre este modelo de protección para contener los contagios por el virus en las vías respiratorias, después de que el asesor de Merkel haya comentado que la pandemia se normalizará en el verano.

Ante el próximo inicio de la temporada de la gripe, las autoridades sanitarias germanas creen que es mejor abandonar los test y centrarse sobre todo en la protección de los grupos de riesgo, como por ejemplo las personas mayores o con incidencias orgánicas severas, una vez que se han superado los 20.000 contagios diarios en los últimos días, cifra que no se llegó a alcanzar en la primera oleada de la pandemia de la COVID-19, en los meses de marzo, abril y mayo.

Personas con síntomas leves, mejor en su casa

Este cambio tan sustancial en la manera de enfocar la contención del virus se debe a que las autoridades no quieren que en estos próximos días las personas que presenten síntomas leves de coronavirus opten por realizar esta prueba, sino que por el contrario, son favorables a que se queden en casa.

Entre síntomas leves destacan la tos, dolor en la garganta u otros de similares características y que a menudo pueden ser confundidos con la gripe común, en unos momentos en los que van a convivir las dos Enfermedades en las vías respiratorias.

Test para las personas mayores

El motivo al que aluden las autoridades alemanas es que en esta época del año es muy frecuente que las personas sean víctimas de la gripe común, al igual que catarros y resfriados, opinando que testear a todas estas personas podría suponer una enorme sobrecarga para los laboratorios, hasta el punto de que se originaria un problema para el desarrollo de estas pruebas.

Por tanto, solo aconsejan que las personas mayores sean las que realicen los test para conocer si han sido o no contagiados por la COVID-19.

Destinar más recursos a las personas con riesgo en el virus

Dentro de este escenario, la canciller alemana, Angela Merkel, ha declarado que a partir de ahora, sólo "los casos con mayor riesgo de un curso severo" deberían ser reconocidos y tratados a tiempo.

Al mismo tiempo que se ha conocido que esta idea, ya se planteó por parte de algunos expertos con el objetivo de que utilizasen más recursos en la sanidad para las personas que están integradas en los grupos de riesgo.

Se lleva a cabo esta medida en unos momentos en los que el número de contagiados por el virus se ha incrementado sustancialmente, con la llegada de los meses de otoño y próximamente el invierno, con una bajada muy importante de las temperaturas.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!