El virólogo Christian Drosten pasa por ser una de las fuentes de referencia para comprobar la evolución del virus al tratarse del asesor del gobierno alemán que preside Ángela Merkel. En esta ocasión ha manifestado que la enfermedad vírica no terminará durante el 2021, sino que por el contrario, constata que si se consigue controlar la COVID-19, puede volverse a la situación de normalidad en el próximo verano, en línea con lo dicho por la científica Margarita del Val.

Estas palabras del científico germano vienen a colación de las incertidumbres que tienen muchos ciudadanos sobre cuándo podrán volver al nivel de vida de antes de la expansión de la pandemia.

En este sentido, ha sido muy claro al afirmar que “Una cosa es cierta: la pandemia no terminará para la Semana Santa. Pero en el verano, a más tardar, nuestra vida podrá cambiar significativamente para mejor si ahora Podemos controlar el número cada vez mayor de infecciones”.

“Deberíamos comportarnos como si estuviésemos infectados”

Christian Drosten, por otra parte, incide en el hecho de que, para que mejore esta situación en los próximos meses del verano, la mejor estrategia consistiría “en comportarnos como si estuviésemos infectados y quisiéramos proteger a las demás personas del contagio”.

Sus palabras son muy tenidas en cuenta debido al gran prestigio profesional que ha adquirido en su país y llevó a que en la primera oleada fuese una de las naciones que mejor ha resistido esta enfermedad en las vías respiratorias, hasta el punto de que el número de muertes fue menos elevado que en otros, a pesar de algunas afirmaciones falsas sobre la pandemia.

Considera positivo que las escuelas sigan abiertas

Otro de los aspectos en lo que ha incidido el asesor del gobierno alemán que preside Ángela Merkel en temas relacionados con el Coronavirus es que es realmente positivo que las escuelas sigan abiertas en estos meses en que el nivel de contagios se ha elevado notablemente. Ante el debate en buena parte de los países europeos sobre si estos centros educativos deben ser cerrados o no para contener los efectos del coronavirus.

Al considerarse que pueda ser un foco de entrada de la COVID 19 debido al mayor contacto social que existe en las aulas.

Malas perspectivas para Navidad y Semana Santa

En cualquier caso, las palabras del científico alemán ponen de manifiesto que habrá que convivir durante más meses con el virus sin que haya cambios en lo que respecta al corto plazo, ya que en sus palabras no ve posible que desaparezca en Navidad y Semana Santa.

Tan solo en el próximo verano podría dar un respiro a la población si se lleva a cabo un control de las infecciones. Incluso ha habido otros asesores que opinan que el virus no desaparecerá nunca.

De esta forma, todavía estaríamos lejos de volver a la nueva normalidad, tal y como es el deseo de la población en todo el mundo. Después de la llegada de la segunda oleada con una intensidad que ha superado todas las expectativas.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!