El alzhéimer, una de las enfermedades mentales más difíciles de tratar, podría tener una vinculación con el virus del herpes, según explica una investigación desarrollada por el Hospital del Monte Sinaí. El en hallazgo se encontró una incidencia de el doble de cepas HHV-6a y HHV-7, indicadoras de la presencia del herpes, en los cerebros de personas afectadas con alzhéimer.

Al cotejar la muestra con la de los cerebros sanos, el estudio publicado arrojó una incidencia de la presencia de las cepas menor que en aquellos que padecían este desorden mental.

Anuncios
Anuncios

El estudio es aún más específico al arrojar entre su data evidencia serológica de que un porcentaje de personas con alzhéimer en algún momento estuvieron expuestos a la cepa del herpes simple.

Hallazgo revolucionario

El hallazgo, publicado en un trabajo escrito en la revista Neuron hace pocos días, podría abrir la puerta no solo a una detección más temprana de la enfermedad, sino también a nuevas vías de tratamiento que muestran una clara mejoría.

De la misma manera, el estudio ha provocado una revisión de la llamada “teoría de las placas” entre la comunidad médica; la teoría antes mencionada sostendría que esta enfermedad neurológica estaría asociada a placas que obstruyen arterias neuronales, causando la aparición de los trastornos neurodegenerativos.

Al parecer, la investigación habría demostrado que las cepas del herpes habrían tenido algún impacto en la aparición de factores encargados de detonar la enfermedad, que como es sabido, origina un proceso de deterioro cognitivo, que inicia con la pérdida simple de la memoria, de manera cada vez más progresiva.

Anuncios

En las últimas etapas de la enfermedad, el paciente puede olvidar cómo ejecutar acciones básicas, como masticar, e incluso, olvidar su nombre, o cómo atarse los zapatos. En todos los casos de alzhéimer es imperativo el apoyo familiar.

Conclusiones relevantes

Los estudios, avalados también por el doctor Robert Moir de la Universidad de Harvard, determinarían que la presencia de la placa obstructiva que origina la aparición del alzhéimer tendría como origen ser una respuesta inmunológica agresiva, aunque se desconocía hasta el momento cuál era el agente viral que lo desencadenaría.

Por su parte, la aparición de un mayor número de cepas del herpes es el argumento en el cual se basa la comunidad médica para sostener la relación entre ambos factores. Y aunque esto no signifique la creación de un medicamento preventivo, o el descubrimiento de algún tratamiento inmunológico que ayude a revertir la enfermedad, sí da nuevas luces a la comprensión de su desarrollo y de cómo podría o no revertirse el proceso neurodegenerativo.

Haz clic para leer más