Mientras día a día se suman muertos e infectados a los números que deja la pandemia de coronavirus a su paso, los expertos están estimando otro número, no menos terrible, el del costo humano colateral. Y esto se refiere a las consecuencias y vulneraciones de los Derechos Humanos y de salud de millones de mujeres y niñas, según presentó El Fondo de la Población de las Naciones Unidas (UNFPA).

La pandemia por coronavirus tiene, además de la enfermedad, severos costos colaterales

La cuarentena de aproximadamente seis meses estimada y la interrupción de la cadena de suministros podrían dejar a 47 millones de mujeres en países de bajos y medianos ingresos incapaces de acceder y usar anticonceptivos modernos, lo que llevaría a siete millones de embarazos no deseados adicionales según la proyección de la ONU.

Estos números confeccionados por la ONU, con la colaboración de la Avenir Health, la Universidad Johns Hopkins de Estados Unidos y la Universidad Victoria de Australia, son estimaciones aproximadas. La realidad es que todavía se desconoce sobre cómo se desarrollará la pandemia de coronavirus y la respuesta a la misma en todo el mundo.

Mujeres y niñas de países pobres imposibilitadas al acceso a la planificación familiar

Pero aunque estas apreciaciones no son definitivas ofrecen una una visión alarmante del futuro que podrían enfrentar las mujeres y las niñas de países pobres si no se realizan esfuerzos urgentes para garantizar su bienestar y garantizar sus Derechos.

En muchos lugares, las instalaciones de salud están cerrando o limitando los servicios, superados en sus posibilidades de atender a los enfermos de Coronavirus. Al mismo tiempo, el personal clínico en muchos lugares está abrumado, con miedo y puede no tener el tiempo y equipos de protección necesario para proporcionar el asesoramiento y los productos de planificación familiar.

En algunos lugares, las mujeres directamente no visitan los centros de salud debido a restricciones de movimiento o temores sobre la exposición al coronavirus.

Por añadidura, la interrupciones de la cadena de suministro están limitando la llegada y disponibilidad de anticonceptivos en muchos lugares. Durante los próximos seis meses, se anticipan desabastecimientos en más de una docena de los países de ingresos más bajos. Sumado a esto, el UNFPA anticipa retrasos significativos en los programas de ampliación al acceso a la planificación familiar en las poblaciones más vulnerables y marginadas.

La ONU presagia la profundización de las desigualdades y pérdida de Derechos

La estudio realizado analiza diferentes escenarios y grados posibles de interrupciones de los servicios por las cuarentenas y corte de cadenas de servicio: una duración mínima de tres meses de encierro e interrupciones mínimas de servicios, dejaría a aproximadamente 13 millones de mujeres incapaces de usar anticonceptivos modernos, resultando en 325.000 embarazos no deseados.

En el escenario más severo, con interrupciones durante un año completo, 51 millones de mujeres serían las impedidas al acceso de anticonceptivos, con un resultado de 15 millones de embarazos no deseados.

La Dra. Natalia Kanem es la Directora Ejecutiva del Fondo de Población de las Naciones Unidas desde 2017, es médica clínica máster en Salud Pública, especialista en epidemiología y salud reproductiva. Su voz es fundamental ante esta situación inesperada que atraviesa el planeta, y como resultado del curso de la pandemia por coronavirus, presagia una profundización de las desigualdades en las que están inmersas millones de mujeres y niñas pobres que corren el riesgo de perder la capacidad de planificar sus familias, proteger sus cuerpos y perder la salud.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!