El sábado 18 de abril, el Observatorio de Arecibo en Puerto Rico capturó una imagen de radar del asteroide 1998 OR2, que pasará a 6.3 millones de kilómetros de nuestro planeta el 29 de abril.

Los astrónomos se sorprendieron con el asteroide que lleva mascarilla

Para la perspectiva: la Luna órbita la Tierra a una distancia promedio de aproximadamente 385.000 km, unas 16 veces la distancia entre la Tierra y la Luna. Así que no tenemos nada que temer de del acercamiento a nuestro planeta del asteroide 1998 OR2, aclaran los científicos.

Los miembros del equipo del Observatorio de Arecibo usan mascarillas en su laboratorio y se sorprendieron al ver la foto que consiguieron del cuerpo celeste, quien parecía que también se había puesto una en su acercamiento a la Tierra, como indican los protocolos actuales sobre el trabajo durante la pandemia por Coronavirus.

Al notar que en su acercamiento al planeta víctima de una pandemia de coronavirus el asteroide “se puso una mascarilla, como los observadores que lo estaban fotografiando, los astrónomos hicieron la graciosa observación.

Los investigadores de Arecibo no son los únicos que vigilan el asteroide 1998 OR2. También, el astrofísico italiano Gianluca Masi, que dirige el Proyecto del telescopio virtual en línea, también ha estado rastreando el asteroide. Masi tiene planeado el 28 de abril realizar una transmisión por Internet en vivo sobre el acercamiento del asteroide OR2 1998 que contará con vistas telescópicas del objeto.

El asteroide con mascarilla ya había sido visto en 1998

Los astrónomos que estudian la roca no saben con certeza qué tan grande es, pero estiman que el 1998 OR2 tiene entre dos y cuatro kilómetros de ancho, lo suficientemente grande como para que un impacto pueda amenazar la civilización humana.

Pero, para dejar en claro, no hay nada que temer; el asteroide de la mascarilla el 29 de abril estará a una considerable distancia.

Por otra parte, la NASA lleva un registro de la gran mayoría de los asteroides gigantes cercanos a la Tierra, y ninguno de ellos representa una amenaza para la Tierra en el futuro previsible.

La NASA lleva un registro y control de los grandes asteroides

para acercarse a la Tierra, el 1998 OR2, así como otro asteroide cercano llamado 1998 OH, están siendo monitoreados de cerca por la NASA. Debido a sus trayectorias, estos dos asteroides han sido considerados "potencialmente peligrosos" por la NASA. Que sean monitoreados minuciosamente no significa que se espere una colisión contra nuestro planeta, pero están lo suficientemente cerca como para que los científicos procedan a un seguimiento y estudio cercano porque vale la pena vigilarlos.

La Tierra ha sido víctima de grandes colisiones de asteroides en el pasado remoto, pero hace realmente mucho tiempo que ello no ocurre. Con herramientas cada vez más avanzadas que analizan los cielos en busca de amenazas, ahora tenemos mejores que nunca opciones para detectar posibles amenazas que pueden ser devastadoras para el planeta y la Humanidad. Y para buscar posibles soluciones.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!