La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha recordado los criterios que se valorarán para que un país pueda salir del confinamiento de forma segura. Se trata de seis medidas que los distintos gobiernos deben tomar para levantar gradualmente las cuarentenas de los ciudadanos y prevenir la expansión del Coronavirus. Únicamente cumpliendo cada una de las seis se puede asegurar una vuelta a la normalidad efectiva y segura.

Asimismo, desde la OMS han solicitado a los países que no precipiten el alivio del confinamiento. Si se hace, se puede provocar un repunte de los casos y un descontrol sanitario en la contención del coronavirus que conduzca a los países al punto de partida.

Hay que tener en cuenta que a día de hoy el 90% de los nuevos casos de personas infectadas por el coronavirus procede de Europa y de Estados Unidos. Si bien es cierto que los grandes focos de contagio de España e Italia han reducido sus casos, la OMS ha hecho hincapié en que ningún país se encuentra por el momento en fase de desescalada. De hecho, en países como Reino Unido o Turquía, las infecciones están aumentando diariamente.

Seis medidas para relajar las medidas de confinamiento

Desde la OMS han señalado los criterios que deben cumplir todos los países para poder empezar a relajar las normas de distanciamiento social.

  • 1. Controlar la transmisión

En primer lugar, para controlar la epidemia es clave que deje de existir la transmisión comunitaria del coronavirus.

Seguirán existiendo brotes, es inevitable, pero lo que se debe controlar y eliminar son las cadenas de contagio descontroladas. Para ello es fundamental contar con la realización de tests de diagnóstico con PCR y aumentar la capacidad de hacerlos. Es así como se ha controlado la epidemia en China y Corea del Sur.

El objetivo es conocer dónde está el virus y verificar si aún existen focos de transmisión comunitaria.

Tal y como apunta Michael Ryan, director ejecutivo del Programa de Emergencias Sanitarias de la OMS, el problema reside en que " los países no saben exactamente dónde está el virus".

  • 2. Detectar nuevos casos

Desde la OMS aseguran que el sistema de salud debe ser capaz de "detectar, testar, aislar y tratar" todos los casos y buscar cada posible contacto.

La meta es poder evitar que una persona contagiada de COVID-19 se convierta en una nueva cadena de transmisión comunitaria. Para conseguirlo, además de detectar casos con los tests de diagnóstico, se pueden emplear tecnologías de localización que se basan en datos de dispositivos móviles.

  • 3. Disminuir los brotes en residencias y hospitales

En relación a los lugares con más riesgo de contagio, como residencias y hospitales, la OMS insta a "minimizar los riesgos de brotes en lugares especiales como centros sanitarios y residencias".

  • 4. Minimizar el riesgo en centros de trabajo y escuelas

Asimismo, se deben poner en práctica medidas de prevención en centros de trabajo, escuelas y otros lugares a los que las personas deben acudir. De momento, falta definir instrucciones más amplias para después del confinamiento.

Es entonces cuando se producirán situaciones que por el momento no están contempladas.

  • 5. Gestionar los casos importados

Otro aspecto clave es gestionar los casos importados. Aunque un país logre eliminar completamente el coronavirus, existirá el riesgo de que lleguen nuevos casos procedentes de otros países. Desde la OMS se exige que “los riesgos de importación se puedan gestionar”. La forma de hacerlo es mejorar la detección prematura de la infección a través de la realización de tests de diagnóstico.

  • 6. Concienciar a la población

Por último, uno de los puntos más importantes es contar con una población plenamente concienciada. Solo de esta manera, contando con el apoyo de las acciones individuales de los ciudadanos, se podrá asegurar el éxito en la contención del virus evitando en la mayor medida posible los contagios.

Las comunidades deben estar educadas, comprometidas y capacitadas para ajustarse a la nueva norma.

Es necesario que las personas se tomen en serio las medidas de higiene, de distancia social y de confinamiento.

España no cumple aún las medidas necesarias

Seis son las medidas exigidas por la OMS y España solo cumple una de ellas. Se trata del punto cuatro, referido a la minimización del riesgo en espacios de gran tránsito de personas. En España, tanto empresas, como trabajadores y ciudadanos en general han recibido instrucciones sobre cómo se debe actuar para reducir lo máximo posible el riesgo de contagio.

Otros requisitos están todavía lejos de cumplirse. Por ello, las autoridades trabajan sin descanso para ampliar la capacidad de realizar test de diagnóstico, algo vital para poder poner fin al estado de alarma y relajar las medidas de contención del coronavirus.

Por el momento, España ha llevado a cabo aproximadamente 800.000 test, mientras que la capacidad actual es de casi 25.000 test diarios, tal y como apuntan fuentes del ministerio de Sanidad. La intención es poder duplicarla en los próximos días para poder realizar 50.000 tests diarios.

Solo logrando cumplir las medidas reflejadas por la OMS se podrá empezar a hablar del fin del confinamiento. Ya que, tal y como ha advertido Tedros Adhanom, director de la OMS, "deseamos como el que más ver el fin de los confinamientos, pero si se hace demasiado deprisa puede producirse un repunte mortal".

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!