Es de sobra conocido que mantener una higiene adecuada es básico en la lucha contra el Coronavirus. La limpieza personal se ha convertido en un aliado ineludible combatir la infección. Desde hace semanas por parte, tanto de las autoridades sanitarias, como de los miembros del Gobierno o el personal de centros de salud y hospitales se hace hincapié en el lavado correcto y regular de manos y cara, la desinfección de los objetos que han podido estar en contacto con el virus y la distancia de seguridad mínima de metro y medio entre las personas. Sin embargo, poco se ha hablado de la importancia de la limpieza de las uñas.

Las uñas cortas y limpias evitan infecciones

Las uñas pueden convertirse en un nido de gérmenes, si no se pone atención en su cuidado y lavado. Mantenerlas limpias y cortas es vital para evitar que se conviertan en un foco de infección.

Para limpiarlas correctamente y a fondo hay que seguir una serie de recomendaciones. En primer lugar, es necesario poner las manos a remojo en agua tibia durante diez o quince minutos. El objetivo es que las uñas se reblandezcan y se vayan limpiando. Después, se cortan y empleando jabón y un cepillo pequeño se limpian más en profundidad.

Hay que tener en cuenta que las manos facilitan la transmisión, por lo que evitar tocarse la nariz, la boca y los ojos es vital para impedir el contagio.

Los expertos recomiendan además emplear cremas hidratantes, para evitar que las manos sufran y se sequen con el lavado continuo.

Desinfección de objetos personales

Asimismo, mantener una correcta limpieza de aquellos objetos con los que más se interactúa es de gran importancia. Hay que tener en cuenta que las manos están en contacto prácticamente constante con un elevado número de objetos.

Por ello es clave, no solo mantener limpias las manos y evitar tocar la cara con ellas, sino además limpiar y desinfectar los elementos que rodean a las personas.

Para desinfectar objetos como gafas, teléfonos móviles, llaves, mandos a distancia, teclados o ratones de ordenador se puede emplear alcohol de 70º.

Para preparar el líquido desinfectante se parte del alcohol de 96º, que se tiene en casa para desinfectar heridas. Después, se cogen 70 ml de ese alcohol, se rellena con agua del grifo hasta llegar a los 100 ml, y se cierra y mezcla. A continuación, usando un trapo se limpian los objetos con los que las manos están más en contacto en el día a día.

Mantener el hogar limpio

Además de cuidar la higiene personal, mantener limpias nuestras manos y uñas, y no salir de casa salvo estricta necesidad, existen una serie de consejos para que el hogar - lugar en el que ahora se pasa mucho más tiempo - permanezca limpio y desinfectado.

La ventilación es una medida a la que se debe acudir para mantener la calidad del aire que se respira.

Ventilar cada habitación de la casa a diario ayudará a mantener aire fresco y no favorecer la transmisión del virus. Asimismo, se deberá limpiar la casa con asiduidad con productos recomendados, que desinfecten las diferentes superficies.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!