Luego de que en la Universidad de Bristol siete estudiantes se quitaran la vida en menos de 18 meses, el Rector de la universidad se dio cuenta de que debía hacer algo de inmediato para combatir tantas muertes. Es indispensable que todas las universidades de Gran Bretaña adopten estas decisiones para erradicar los suicidios en las universidades del país.

Según “The Guardian” los informes para esta década nos dicen que se ha quintuplicado el número de estudiantes que presentaban problemas mentales, y con este aumento tan elevado se han registrado numerosos suicidios desde el año 2007. Según un estudio realizado por el Instituto de Investigación de Políticas Públicas (IPPR) para el 2015 se reportaron 134 suicidios de estudiantes universitarios.

¿Qué está causando el aumento de los suicidios?

El impresionante aumento de suicidios [VIDEO] de los estudiantes se atribuye a la combinación de las presiones en las redes sociales, problemas de salud mental, deudas estudiantiles y la limitada inclusión de los jóvenes en la sociedad.

Para el año 2015 se registró un gran número de abandono de los estudios universitarios [VIDEO], en el que el mayor número fue ocupado por los estudiantes con problemas de salud mental.

El 26% de los estudiantes que ingresaban a las universidades usaban con frecuencia a los servicios de orientación universitaria durante su tiempo en la institución de estudios superiores, mientras una encuesta realizada en el 2016 demostró que el 27% de los estudiantes universitarios tienen problemas de salud mental.

El informe del estudio también reveló que para el año 2015 las alumnas de primer año eran más propensas que los varones de presentar problemas de salud mental, pero cuatro años antes ambos sexos tenían la misma probabilidad.

¿Qué se está haciendo en la actualidad para abordar este tema?

Aunque el número de suicidios en las universidades ha aumentado drásticamente, solo el 29 por ciento de las universidades tiene estrategias concretas acerca de la salud mental [VIDEO]y el bienestar de los estudiantes.

El Vicerrector de la Universidad de Bristol, Hugh Brady, agregó un modelo "integral institucional" de atención pastoral para abordar la salud mental de los estudiantes y los suicidios.

Afirman que agregarán un nuevo nivel de soporte profesional con un personal sumamente capacitado que estará disponible las 24 horas y los 365 días del año, organizados en "centros de apoyo estudiantil" en las residencias estudiantiles.

Sin embargo, la decisión de reducir el número de académicos que actúan como Guardianes ha sido sumamente criticada, acción a la que se opone el 92.1% de los estudiantes con derecho a voto.

En respuesta a las críticas, el Vicerrector insiste en que el nuevo modelo mejorará el antiguo sistema y dice que los guardias estudiantiles pueden no ser capaces de cumplir el rol lo mejor que puedan, ya que a menudo no están disponibles durante las noches y los fines de semana.

Luego de la reacción negativa, la universidad ha agregado que habrán varios estudiantes que trabajarán a tiempo completo como mentores. El número de mentores será aumentado a 120, es decir, 66 más de los que antes habían.

¿Qué más hay que hacer?

Las acciones que la Universidad de Bristol está realizando para combatir loa gran ola de suicidios estudiantiles en la institución se aplican a su situación actual, pero el resto de las universidades de todo el país deben tomarlas de ejemplo.

La plataforma Universities UK también ha informado que la salud mental de los estudiantes es "una prioridad estratégica" y ha introducido su propio marco para guiar a las universidades a que incorporen los recursos de salud mental en sus campus.