7

Noche tensa la que se vivió el 4 de agosto en Sábado Deluxe. Diego Matamoros, hijo de Kiko Matamoros, acudió una vez más para criticar el afán de lucro de su padre después de que este acudiera a su boda hace tan solo unas semanas. Tras verse acorralado por los periodistas, Diego soltó una bomba que no dejó a nadie indiferente: un encuentro entre la colaboradora Belén [VIDEO] Rodríguez, que participaba en la entrevista, y su padre.

Testimonio dudoso

Diego Matamoros [VIDEO] sigue vendiendo su difícil relación con su padre y su nueva familia. Su intervención en Sábado Deluxe [VIDEO] se justificaba por una decepción [VIDEO]familiar en la que Kiko Matamoros se habría embolsado 16.000 euros por la participación en la boda de su hijo.

Según Diego, lo que más le dolió fue que en el pack de la revista se incluía una foto retratando el encuentro entre su madre, [VIDEO]Marian Flores, y Kiko. Sin embargo, las palabras de los colaboradores [VIDEO]hicieron mella en el ex-superviviente, pues le acusaron de hipócrita al haber vendido él mismo la exclusiva de la boda.

Contra el rival más débil

Al verse en un callejón sin salida, Diego arremetió con una de las colaboradoras [VIDEO]que mejor relación tiene con Kiko Matamoros y, sin nadie esperárselo, soltó la bomba [VIDEO]. El hijo de Matamoros aludió a que la defensa acérrima de Belén Rodríguez se debía a una relación [VIDEO]esporádica mantenida entre la periodista y su padre. Aunque resulto un shock [VIDEO]para colaboradores y público, el globo se deshinchó enseguida en cuanto Belén dijo que a su padre solo lo conocía de Sálvame [VIDEO]y que jamás se había tomado un café con él fuera de Telecinco [VIDEO], restando importancia al tema.

Pero había más, según Gemma López, su hermana Laura Matamoros se puso en contacto con ella para relatar la decepción [VIDEO]que suponía para ella el que su hermano vendiese una historia de su padre que no existía ni se correspondía con la realidad.

Postulándose para GH VIP

Otra de las cosas que los colaboradores le echaron en cara a Diego Matamoros fue que realmente podría estar arremetiendo de nuevo contra su familia porque se aproximaba Gran Hermano VIP [VIDEO] y su entrada podría suponer un aliciente económico para continuar siguiendo el culebrón que envuelve a su familia. Diego negó con la boca pequeña, pero hay que recordar que en la cuarta edición de este formato participaron Laura Matamoros y Javier Tudela aprovechando la mala relación de los hijos de Kiko Matamoros. Aunque se insistió en que el encuentro entre Belén Ro y Kiko traería cola, las redes sociales [VIDEO] bramaron contra Diego a quien acusaron de aprovechado, entre otras cosas.