El rey emérito Juan Carlos I sigue generando polémicas en los últimos meses. A las innumerables controversias relacionadas con sus amigas especiales y el cobro de comisiones en el AVE a La Meca o la utilización de su amistad con la alemana, Corinna zu Sayn-Wittgenstein para ponerla de testaferro [VIDEO] y evadir impuestos, se ha sumado una nueva polémica que deja en el peor lugar, no sólo al emérito, sino también a su hijo, el rey Felipe VI.

Felipe VI excusó la ausencia de su padre alegando enfermedad

Mientras que la Familia Real ponía rumbo a Mallorca, del paradero del emérito, poco o nada se conocía [VIDEO].

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Eso sí, el Jefe de Estado excusó la ausencia de su padre en Mallorca atribuyéndola a su estado de salud, una excusa en toda regla demostrada a través de imágenes que es completamente falsa.

El emérito tampoco asistió a la celebración de la Copa del Rey de vela, en las Islas Baleares, un evento al que pocas veces ha faltado. Felipe VI llegaba a afirmar a este respecto que el rey emérito no podía asistir por una "lesión de muñeca".

El ex monarca, pillado dos días antes de su presunta baja

El pasado sábado, el medio 'El Mundo' publicó una información ilustrada con una imagen que muestra una realidad que genera enorme polémica: Don Juan Carlos aparece bebiendo una copa de vino durante una cena en compañía de un grupo de amigos, dos días antes de su presunta baja. Durante la cena, el que fuera monarca, aparece acompañado por el exministro socialista Javier Solana y el empresario Plácido Arango, junto a sus respectivas mujeres y la empresaria de la jet set Alicia Koplowitz.

La nueva amiga de Juan Carlos I, una hermana Koplowitz

Durante la publicación, donde se muestran fotografías del monarca, destaca el acercamiento entre Juan Carlos y Koplowitz, quienes llegaron " a cogerse de las manos durante varios momentos de la cena".

Entre las declaraciones que recoge 'El Mundo', llama la atención la de un amigo del antiguo monarca, quien destaca su gusto por el vino: "el rey sólo bebe vino. Es un gran entendido y tiene muy claro lo que quiere. No bebe otra cosa". Por otro lado, la cena del ex monarca ha sido objeto de críticas por parte de la experta en Casa Real, Pilar Eyre, quien ha optado por la ironía. Mediante la red social Twitter llegaba a afirmar: "veo que el rey tiene las dos muñecas en perfecto estado... además de que estuviera medicándose, tampoco podría tomar alcohol.... pobrete, lo tienen escondido..."