Para aliviar los nervios propios de la ocasión, Diego Matamoros [VIDEO]disfrutó de una merecida despedida de solteros, en compañía de sus amigos más íntimos. El hijo más mediático de Kiko Matamoros tuvo unos días de desconexión en la popular ‘Ibiza’.

Diego le reconoció a la prensa sentir los nervios propios de la boda [VIDEO]cuando declaró: “Me acabo de bajar del avión de mi despedida de soltero en Ibiza. Mucha fiesta, mucha música, necesitaba unos días así. Casi no dormí, quedan pocos detallitos que afinar para el ansiado viernes; los nervios me tenían mal”.

Las declaraciones las ofreció Diego acompañado de su novia y futura esposa Estela Grande.

Ambos se dejaron fotografiar juntos en el desfile de la marca ‘MBFWM’, donde se mostraron muy a gusto y relajados.

Diego duda si su padre asistirá a la boda

Acostumbrado a la polémica que gira en torno a su familia, Diego respondió sinceramente a lo que pudo ser una pregunta incómoda de los periodistas. A pocos días de su boda, la duda acerca de la presencia de su padre es notoria.

Cuando fue consultado sobre la presencia de Kiko Matamoros, Diego respondió: “La respuesta que tengo es no, él todavía no sabe si irá o no irá. Yo le di la oportunidad que lo pensase hasta el día viernes.” El 13 de julio es el gran día en que la pareja de convertirá en esposos.

“Si apareciera en la boda sería una sorpresa grandiosa, es mi padre y es el día más importante de mi vida, él debería estar ahí. Pero al final de la historia, la decisión es netamente suya.” Diego aclaró que la presencia de su padre modificaría su fracturada relación.

“Si no viene sería seguir con la misma línea que tenemos hasta ahora, sin avances, sin mejoras. En cambio, si viene significaría una mejora considerable en nuestra relación, pero sólo él sabe qué quiere realmente.”

La designación de la madrina causó un revuelo rotundo

Muchos pensaban que el cambio de última hora de la madrina para su boda fue motivado a problemas familiares, es importante recalcar, que hasta hace días la elegida había sido su madre, Marian Flores.

Diego quiso ser enfático sobre este tema y aclaró: “He escuchado que el cambio de madrina pudo afectar a mi madre, eso es completamente falso. Elegí a mi hermana con la que me siento más identificado; con Laura es con quien soy más afín. Era la elección más natural, de hecho, qué mejor forma de sellar una reconciliación que nombrarla mi madrina de bodas”.

De esta manera, Diego despejó cualquier tipo de rumores con relación a una posible molestia de su madre. “Mi madre fue la primera en alegrarse con la designación de Laura. Además, mi madre también estará en mi boda y la disfrutará al máximo.”