Diego Matamoros [VIDEO]ha estado bastante ocupado en los últimos días, se ha dejado ver en varios eventos públicos a escasos días de su matrimonio. El último evento al cual asistió, todavía estando soltero, fue al arranque de la ‘Fashion Week Madrid Mercedes-Benz’, que se llevó a cabo en el Only you Hotel Atocha.

Diego asistió al evento acompañado de su hermana Laura Matamoros Flores [VIDEO], a quien se pudo observar bastante recuperada luego de su embarazo, se le veía reluciente y muy guapa. En cada fotografía que le regaló a la prensa lucía una sonrisa despreocupada y un aire de tranquilidad.

A diferencia de Laura, su hermano lucía bastante sin ganas, apático y con un aire distante según los medios; al punto de que su hermana tuvo que decirle a la prensa que: “Diego está muy nervioso por la boda, los nervios lo tienen sensible”.

¿Serán los nervios el verdadero motivo de la preocupación de Diego?

Últimamente Diego ha vivido momentos difíciles, con excepción de su boda, son más las noticias negativas, que los motivos para estar alegre. El año pasado comenzó con una de las peores noticias que alguien puede imaginarse.

Diego fue detenido, por una acusación de violencia de género que fue formulada por la madre de la niña que él creía era su hija. Fue condenado a pasar ocho meses de separación de su ex, sin poder tener ningún tipo de contacto y adicional a esto tuvo que pagar 31 días de trabajo social.

La peor noticia ocurrió después de ese incidente. Diego se enteró de que la niña que desde su nacimiento le habían hecho creer era su hija, no lo era. Matamoros intentó aclarar la situación con una entrevista en ‘Sabado Deluxe’ pero dicha entrevista fue interrumpida abruptamente por la fiscalía de menores, esto con la finalidad de proteger los derechos de la menor.

El entorno familiar no es el más adecuado

La familia Matamoros ha tenido varios inconvenientes entre sus miembros. Los que se han acercado recientemente han sido Laura y Diego, quienes después de vivir varios meses distanciados, han decidido dejar sus diferencias en el pasado.

Actualmente, la incertidumbre reinante en la familia Matamoros, es si irá o no su padre Kiko Matamoros a la boda. Diego ha dedicado unas palabras a este tema: “Yo le realicé una invitación pública a mi padre y a su pareja, para que ambos estuviesen presentes en mi boda. Ella dejó claro que no piensa ir y lo respeto, por parte de él no sé si querrá estar presente, en el día más importante de mi vida; es mi padre así que espero contar con él”.