Diferentes especialistas y médicos en nutrición afirman que una de las mejores maneras de adelgazar es practicando ejercicio físico como caminar, además de comer equilibradamente. Stephanie Mansour, entrenadora personal, es de esta opinión; por lo que ha diseñado un plan de 31 días para adelgazar caminando.

Perder peso es uno de los grandes alicientes en el plan de los 31 días caminando

Stephanie Mansour lleva años dedicada al entrenamiento personal, siendo una de las profesionales del sector de la alimentación más reconocidas en Estados Unidos.

En una entrevista, la experta en nutrición ha compartido su último método para adelgazar, el cual ella misma ha diseñado. Se llama ‘el plan de los 31 días’, está pensando para ayudar a perder kilos caminando y consiste en dividir los días de un mes en tres opciones diferentes de entrenamiento: leve, moderado y descanso.

Este entrenamiento en intervalos no solo ayuda a mejorar la circulación y aumenta la movilidad, sino que además es un gran método para perder grasa. Según cuenta la entrenadora, ha resultado ser muy efectivo para sus clientes que tenían como objetivo adelgazar. Tanto es así que ella misma reconoce llevarlo a cabo.

En qué consiste el 'plan de los 31 días'

El entrenamiento de Stephanie Mansour se divide en tres ciclos distintos.

La fase A se lleva a cabo los días 1, 3, 5, 6, 10, 14,19 y 25. Se trata de la etapa más leve y está diseñada para aquellos que se inician en el mundo del deporte. La fase B, sin embargo, es algo más dura y se lleva a cabo los días 8, 11, 13, 15, 18, 21, 22, 23, 26, 27, 29, 30 y 31; y por último está la fase C que se trata del descanso.

La entrenadora establece los días 2, 4, 7, 9, 12, 16, 20, 24 y 28 como los nueve días de descanso dentro de su plan.

Lo más importante de este método es llevar a rajatabla el ritmo de caminata adecuado en cada fase. En el entrenamiento A hay que seguir el siguiente patrón: tres minutos de calentamiento caminando a un ritmo normal, un minuto caminando rápido, dos minutos normal y, después, alternar 12 minutos de caminata normal con rápida para finalizar con otros tres minutos de calentamiento con el objetivo de relajar los músculos.

El entrenamiento, en total, no dura más de 20 minutos. Y es muy importante saber que durante la caminata rápida el ritmo es ágil pero sin llegar a correr.

La fase B del entrenamiento, sin embargo, es un poco más complicada. Son días de más rendimiento y habría que seguir el siguiente guion: tres minutos de calentamiento, un minuto de caminata rápida, un minuto de normal y, ahora llega lo complicado, alternar diez minutos de caminata rápida y normal de uno en un minuto. Para evitar la fatiga, se permite descansar 30 segundos. Por último, sería hacer seis minutos en los que habría que alternar un minuto de rápida y solo 30 segundos de caminata normal; finalizando con los tres minutos de calentamiento.

Al igual que en la fase A, este no llega a durar más de 20 minutos; por lo que toda persona puede sacar un hueco libre al día para llevar a cabo este plan.

Los beneficios de salir a caminar, según la entrenadora personal Stephanie Mansour

Nutricionistas, médicos y expertos en alimentación coinciden en que la actividad de caminar reporta muchos beneficios al cuerpo, al igual que lo afirma la creadora del plan de los 31 días, Stephanie Mansour. Y es que si lo hacemos al aire libre, no solo perderemos peso y mejoraremos la salud cardiovascular, sino que además ayuda a liberar la mente. Está demostrado por diferentes estudios que el contacto con la naturaleza es muy beneficioso para la salud mental y el estado de ánimo, ayudando a superar diferentes problemas como la ansiedad o la depresión.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!