Los limones están llenos de vitamina C y compuestos vegetales que contribuyen a sus beneficios para la salud. Varios estudios sugieren que el consumo de agua de limón o limonada aumenta la salud del corazón y favorece la pérdida de peso.

Los limones son ricos en vitamina C

Los limones son frutas cítricas ricas en flavonoides, ácido fólico, potasio y vitamina C. Un cuarto de taza de jugo de limón fresco proporciona el 31 por ciento de la ingesta diaria recomendada de vitamina C, un tres por ciento de folato, el dos por ciento de potasio y sólo 13 calorías.

La vitamina C aumenta su inmunidad mediante la protección de la integridad de las células inmunes. Además, la vitamina C estimula la producción de las células blancas de la sangre.

Múltiples beneficios de los limones para la salud

Los limones impulsan la salud digestiva: Los limones contienen aproximadamente un 10 por ciento de hidratos de carbono en forma de fibra soluble y azúcares simples. La pectina, la fibra principal en limones, es una forma de fibra soluble que está asociada con varios beneficios para la salud.

La fibra soluble mejora la salud intestinal y ralentiza la digestión de almidones y azúcares, lo que reduce los niveles de azúcar en la sangre. Sin embargo, para cosechar beneficios de la fibra de limones es necesario comer la pulpa o jugo de limón con pulpa.

Los limones ayudan a promover la pérdida de peso: Hay varias razones por las que los limones son considerados un alimento popular para bajar de peso.

La fibra pectina soluble en limones se expande en el estómago, haciendo que la gente se sienta satisfecha por más tiempo.

Los limones previenen los cálculos renales: Los cálculos renales son productos de desecho que se cristalizan y se acumulan en los riñones. El ácido cítrico del limón puede prevenir los cálculos renales mediante el incremento del volumen de orina y el pH de la orina. Esto da lugar a un ambiente menos favorable para la formación de cálculos renales.

Si ya tiene cálculos renales, puede beber media taza (cuatro onzas o 125 mililitros) de jugo de limón todos los días. Esto le proporciona suficiente ácido cítrico para evitar una mayor formación de cálculos.

Los limones protegen contra la anemia: La deficiencia de hierro produce anemia cuando una persona no obtiene suficiente hierro de su dieta. Si bien los limones contienen sólo pequeñas cantidades de hierro, previenen la anemia mediante la mejora de la absorción del hierro de los alimentos vegetales.

El intestino humano absorbe el hierro hemo de pollo, pescado y carne muy fácilmente, pero tiene dificultades para absorber el hierro no hemo de fuentes vegetales. Para mejorar la absorción de hierro a partir de vegetales se obtiene el ácido cítrico de los limones.

Los limones promueven la salud cardiovascular: Varios estudios sugieren que el consumo de frutas y vegetales ricos en vitamina C reduce el riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular.

Los limones contienen compuestos de fibra y vegetales que ayudan a reducir algunos de los factores de riesgo asociados con enfermedades del corazón. Un estudio publicado en la revista Nutrition Research mostró que el consumo de 24 gramos de extracto de fibra cítrica al día durante un mes disminuye los niveles de colesterol total en sangre.

Diosmina y hesperidina, dos compuestos de la planta que se encuentran en los limones, también puede ayudar a disminuir el colesterol en sangre.

Los limones previenen el riesgo de cáncer: Una dieta rica en frutas y verduras puede ayudar a prevenir ciertos tipos de cáncer. De acuerdo con los estudios de observación, las personas que consumen grandes cantidades de cítricos tienen un menor riesgo de cáncer.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más