El sarampión es una enfermedad viral causada por un virus de la familia Paramyxoviridae, altamente contagiosa y de mayor prevalencia en la infancia. Aunque por lo general el cuadro clínico es leve, constituye una importante causa de mortalidad infantil, a pesar de la efectividad de la vacuna; de ahí que se considera al sarampión como una enfermedad prevenible a través de la vacunación. Veamos entonces por qué hay repuntes de casos de sarampión, no solo en América, sino también en Europa.

Epidemiología y síntomas del sarampión

Esta enfermedad se transmite por vía respiratoria a través del contacto con secreciones procedentes de la nariz y boca de las personas enfermas.

Se observa con mayor frecuencia en niños, pero puede afectar cualquiera.

En 10 a 12 días después de la exposición al virus, la persona infectada comienza a presentar signos y síntomas tales como fiebre alta, secreción nasal, tos, conjuntivitis y unas pequeñas manchas blancas en la mucosa de la boca, específicamente en la parte interna de las mejillas, esto dura alrededor de 4 a 7 días. En un par de días aparece una erupción por lo general en la cara y cuello que luego se extiende y que dura alrededor de 5 días. Si bien el curso suele ser benigno, las complicaciones pueden presentarse en el 40% de los casos y las más temidas son la neumonía y la encefalitis.

El sarampión en el mundo

La distribución del sarampión es global, y según informes de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre el control del sarampión, gracias a la vacunación sistématica entre los años 2000 a 2012, se había reducido la aparición de nuevos casos, sobre todo en América.

Sin embargo, en los últimos años se han visto brotes de casos de sarampión en diferentes partes del mundo y según el Boletín Semanal de Vigilancia del sarampión y de la rubéola en América, de la Organización Panamericana de la Salud, se reportaron un total de 1.194 casos confirmados, de los cuales 904 son de Venezuela, eso hasta la última semana de mayo del 2018.

La Unión Europea ha registrado un total de 14.732 casos de sarampión entre sus estados miembros en el último año. Para el 2018 , en Francia hasta finales del mes de abril se habían notificado 1.875 casos, mientras que en Rusia se notificaron casi 900 casos de sarampión en el primer trimestre, lo cual ha llevado a que algunos organismos de salud recomienden la vacunación a quienes viajen a ver el mundial Rusia 2018.

De igual manera, en enero del 2018 se reportaron 164 casos en Italia y 100 en Portugal. En España en el 2017, fueron notificados 160 casos y ya para el primer trimestre del 2018 se han confirmado 60 casos . Esto solo nombrando algunos países.

Prevenir el sarampión

Lamentablemente no existe ningún tratamiento específico contra el sarampión, por lo que el arma más efectiva es la prevención a través de la vacunación sistemática en los niños. La vacunación es importante porque la persona que se vacuna no sólo se protege, sino que también protege a la comunidad. Desafortunadamente hay quienes aseguran que el origen de los nuevos brotes en Europa son debidos a una baja cobertura de vacunación por una “posición antivacuna” sin fundamento de algunas personas.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!