Estamos en una época en la que buscamos en los alimentos los beneficios que hallamos en los medicamentos, pero con la idea de que estos no tienen las contraindicaciones tan temidas. Por otro lado, pensamos más en la prevención y en el cuidado diario que, en llegado el momento, tener que medicarnos, aunque llegado el caso sea lo necesario.

A día de hoy, con la comunicación vertiginosa que da internet, tenemos acceso a muchos alimentos de los cuales se nos venden, por decirlo de una manera un tanto peyorativa, sus propiedades milagrosas y no es que sean inocuos, pero hay que tener en cuenta sus beneficios pero sin dejar de lado que tampoco son la panacea.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Recetas

Uno de estos suplementos nutricionales [VIDEO] es la espirulina, una pequeña alga que contiene proteínas de alto valor biológico y una sorprendente variedad de elementos beneficiosos para nuestro organismo.

Esta microalga recomendada por la ONU para procesos de malnutrición tanto de emergencia humanitaria como de índole crónico es muy usada en todo el mundo no solo para estos casos indicados sino también por deportistas que quieren mejorar su rendimiento deportivo.

Se puede tomar en comprimidos pero también se usa en la cocina donde podemos encontrar muchas Recetas donde usar la espirulina, dándoles un sabor especial

No recomendamos comérnosla a cucharadas, eso no.

Os pasamos un par de zumos para que lo probéis y veréis que bueno y saludable ahora con “la caló” tan cerca.

Zumo Verde “Reberde”:

  • Cuatro naranjas
  • Una manzana (si es ácida ni te cuento ya)
  • Algunas hojas de espinacas
  • Cúrcuma (si es en raíz mejor)
  • Un poco de pimienta negra
  • Una cucharadita de espirulina

Una vez exprimido el zumo de naranja, echarlo junto al resto en la batidora americana y cuando esté bien diluida la espinaca pues al vaso y a bebérselo

Zumo “Negan”

  • Dos ramas de apio
  • Un pepino
  • Algunas hojas de espinacas
  • Tres o cuatro manzanas Golden (si le podemos incluir alguna ácida mejor que mejor)
  • Una cucharadita de espirulina

Una vez que se metan los ingredientes en la batidora americana, habrá que echar un poco de agua para que no salga muy espeso, y recomendamos además que se pase por un chino para eliminar las trazas del apio (a menos que este se pase por una licuadora antes, con el consabido aumento y desagrado del fregado posterior).

En fin, son solo un par de recetas pero que seguramente serán de vuestro agrado y como decíamos al principio de este artículo, esto no es la panacea y no es milagroso, pero sí una buena ayuda nutricional para tu cuerpo que si lo acompañas con ejercicio y una buena vida saludable, mejor que mejor.