Si un pequeño tiene Diabetes tipo 1, las probabilidades de que la desarrolle alguno de sus hermanos es de 60% (es decir, 20 veces más riesgo que el que tiene la población general). Aunque esto parezca indicar que solo es una cuestión de genes, resulta que un gemelo idéntico a alguien que desarrolla diabetes de tipo 1 tiene tan solo una probabilidad del 36% de tenerla, según estudios. Esto prueba que los genes pueden no ser el único factor determinante.

Los estudios indican que, por lo general, en cuatro generaciones de bisabuelos o bisnietos diabéticos, al menos 2 personas estarán afectadas por la diabetes de tipo 1. En cuanto a la de tipo 2 (que aparece en las personas adultas), todavía es mucho más frecuente: encontraremos unas 6 personas en 4 generaciones.

Síntomas y diagnostico

Muchas personas pasan años son saber que tiene diabetes porque no dan importancia a los síntomas: frecuentes ganas de orinar y de forma abundante, cansancio, mucha sed y hambre, y a veces dolores de cabeza, náuseas o vómitos.

Pero el gran síntoma de alarma es la pérdida de peso, porque, aunque el diabético tenga más hambre y coma más, adelgaza. Los niveles de glucosa se conocen con análisis de sangre y orina.

Consejos prácticos

Aunque la de tipo 1 no se puede prevenir (si la de tipo 2), estas recomendaciones te vendrán muy bien para que tu salud no se resienta.

- Sigue una dieta saludable: comidas bajas en grasa y ricas en nutrientes (cereales y panes integrales, frutas, verduras, productos lácteos, proteínas sin grasa) ayudan a prevenir el aumento de peso.

- No abuses de comidas y bebidas azucaradas.

- Incrementa el nivel de tu actividad física. Mantente activo siempre.

- Es muy importante alimentarse bien durante el embarazo. Ya que los niños nacidos con poco peso debido a una nutrición incorrecta de la madre tienen más riesgo de padecer diabetes en la edad adulta.

Si se evita la obesidad se aleja el riesgo

Los dos tipos de diabetes son hereditarios: “aunque es la de tipo 1 (en la que el páncreas deja de funcionar y, por ello, el cuerpo no produce insulina) en la que se ve una herencia clara, pues se sabe exactamente los genes fallan.”

Para prevenir la diabetes de tipo 2, es necesario intentar mantener el peso adecuado: Si logra ganar la batalla contra la obesidad, ganará la batalla a la diabetes.

Esto indica que es de suma importancia mantener una buena alimentación y ejercicio desde niños. Por otra parte, también se puede confiar en fármacos que mejorarán la eficiencia del páncreas y de la insulina.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más