Usted de seguro tiene algún amigo o un familiar optimista, que se ríe a menudo, que ayuda con alguna asociación. Ser así tiene numerosos beneficios en nuestra salud y también beneficia a todos los que nos rodean. Aumenta la calidad de vida y reduce el riesgo de sufrir enfermedades.

Anuncios
Anuncios

No lo decidimos nosotros, son varios los estudios que demuestran que las personas solidarias, aquellas que tienen una mentalidad positiva y ríen, viven más años y con mejor salud.

Imaginar futuro optimista acelera recuperación de enfermedades ... - com.au
Imaginar futuro optimista acelera recuperación de enfermedades ... - com.au

Ríase a menudo

Ver el vaso medio lleno y no medio vacío y reírse a menudo tiene muchísimas ventajas para el organismo:

  • La cantidad de anticuerpos en la sangre aumenta, por lo que el sistema de defensa queda fortalecido. Por ejemplo, cuando una persona se ríe con amigos, con una película o un libro, los anticuerpos que se estimulan duran más de 36 horas. Eso le hace más fuerte y resistente ante las infecciones.
  • Se produce mayor cantidad de endorfinas, una sustancia natural que provoca mayor bienestar y placer.
  • Mejora el funcionamiento de los pulmones y llega más cantidad de oxígeno a todas las células, especialmente a las del cerebro, así trabajan mejor.
  • También mejora la salud del corazón y de la tensión arterial. Por lo general, sentirse bien, estar alegre, sonreír, pone una menor tensión emocional, menos estrés, menos nerviosismo.

Siéntase útil

Quererse a sí mismo es el motor de cualquier persona y, para alimentar ese sentimiento es básica la relación con los demás. Le proponemos que lo consiga participando en asociaciones culturales, en grupos deportivos, asociaciones con fines recreativos y sin ánimo de lucro o en alguna agrupación que tenga cerca de casa.

Anuncios

Sin darse cuenta, tendrá una visión más positiva de la vida y hará nuevos amigos, porque el optimismo y el buen humor atraen a los demás. Además, se estará alejando de la monotonía, el sedentarismo, las preocupaciones y la tristeza.

Para tener buen humor

¿Cómo se puede ser optimista si uno tiende a lo contrario? Sencillo: aprenda a entrenarse para tener buen humor:

  • Colabore con una entidad benéfica o hágase miembro de una asociación cultural.
  • Vea películas divertidas, asista a espectáculos cómicos o lea libros y cómics de aventura.
  • Intégrese en una asociación que le motive y comparta ratos con sus hijos y nietos.
  • Siga el siguiente mensaje: “el problema que tiene solución no es problema. Y el que no la tiene, no merece que se preocupe.” Vivirá más tranquilo.
Haz clic para leer más