¿Por qué será que el organismo tiende a lanzarte una curva cuando menos la necesitas? Nada es más embarazoso que tener un inesperado ataque de gases durante una fiesta o que te brote un herpes labial justo antes de una entrevista de trabajo. Pues en vez de esperar por un milagro, prueba estas soluciones para las siguientes calamidades comunes.

Trastorno nº1: Te sale un herpes labial antes de una entrevista

¿Cómo tratarlo?

En cuanto sientas la sensación de hormigueo, compra una crema anti viral que no requiere receta. Aplícatela cada 3 o 4 horas para impedir que la lesión crezca, si ya apareció la ampolla, usa la crema diariamente para que sane en menos tiempo. Sería bueno pedirle al médico una receta de un ungüento que previene el brote antes de que ocurra. Signos de que debes ver a un médico. Si el herpes no desaparece después de 10 días o te duele más que de costumbre, quizá tengas una infección.

Trastorno nº2: Te cortas las rodillas rasurándote y te ibas a poner una sexy mini falda

¿Cómo tratarlo? Pasa un desodorante de aplicador de bolita sobre la cortadita; te ardera unos segundos, pero detendrá el sangramiento rápidamente. Después, úntate un poquito de vaselina o petrolato. Aislara cualquier bacteria y hará que la piel se renueve más rápidamente. Además, tu cortadura no llamará la atención como lo haría si la cubrieras con una bandita adhesiva.

Lava el área con jabón y reaplicate vaselina a diario. La rodilla sanará en 3 o 4 días. Signos de que debes ver a un médico. Si no deja de sangrar después de unos minutos o se te inflama, podría tratarse de una cortadura más seria o de una infección, cosas que requieren un tratamiento diferente.

Trastorno nº3: Después de bailar toda la noche, amaneces con ampollas en los pies

¿Cómo tratarlo? Desinfla las ampollas con una aguja previamente esterilizada en peróxido de hidrogeno o con una llama.

Dolerá un poquito, pero solo un segundo. Cubre las áreas con ungüento antibiótico y después tapa con un vendaje especial para pies, que se estira, es suave y ayuda a que la ampolla sane más rápido. Lo hay en cualquier farmacia, pero una curita o bandita adhesiva también funciona. Te sanará más pronto si usas zapatos bajos y cómodos y te pones desodorante de aplicación de bolita en el pie, porque absorbe el sudor que podría impedir que la piel se renueve. Signos de que debes ver a un médico. Si las ampollas se tornaran rojas, se pusieran calientes o demasiado sensibles, podría haber infección.

Trastorno nº4: Tienes una crisis de estreñimiento mientras visitas a tus suegros

¿Cómo tratarlo? Si te sirves un bol de cereal y ciruelas, todos se darán cuenta. Se discreta y come manzanas y rositas de maíz, que contienen mucha fibra. O bebe té caliente. El líquido caliente estimula el tracto digestivo. Si aun así no vas al baño, ve a la farmacia por tabletas de leche de magnesia. Es un laxante suave.

Signos de que debes ver a un médico. Si sufres de estreñimiento más de dos veces al mes, quizá sea indicio de alguna enfermedad oculta, o tal vez la culpable sea tu dieta deficiente.

Trastorno nº5: Te entra hipo mientras hablas con un chico en el bar

¿Cómo tratarlo? El hipo usualmente ocurre cuando comes o bebes con demasiada rapidez, lo que causa que el diafragma sufra un espasmo. Para relajarlo, ve al baño porque esta estrategia anti hipo requiere aislarse. Una vez allí, sorbe un poco de agua despacito; entonces, respira hondo y aguanta la respiración cerca de un minuto, al mismo tiempo, contrae el estómago y puja si estuvieras moviendo el vientre. El hipo debe quitársete como en 5 minutos. Signos de que debes ver a un médico. Si el hipo te dura más de un día quizá sea un efecto secundario del estrés, o algún síntoma de un trastorno más serio del sistema digestivo.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más