El método tabáta tuvo origen en un estudio que llevo a cabo el profesor izumi tabáta junto con un grupo de investigadores del instituto nacional de deporte de Tokio, en el cual participaron deportista de alto nivel. Fue publicado en la revista científica medicine & science in sports exercise en 1996, y afirma que los entrenamientos cardiovasculares realizados en margen de cuatro minutos, cinco veces a la semana, mejoraban el sistema de suministro de energía anaeróbica, la condición física, y contribuían a un estilo de vida Saludable.

La genética cuenta

Ya que no cabe duda que es sumamente beneficioso trabajar a intensidades moderadas y vigorosas por cortos periodos de tiempo, en comparación con la práctica de ejercicios convencionales durante horas.

Pero también es cierto que los resultados positivos van a depender mucho de la genética de cada individuo. Es por ello, que antes de realizar cualquier práctica de este tipo es conveniente realizar una serie de exámenes médicos que determinen la efectividad del entrenamiento [VIDEO] según las condiciones de la persona.

¿En qué consiste?

El método tabáta es un sistema de entrenamiento de intervalos, de alta intensidad y de corta duración. Consiste en realizar ocho series de un ejercicio [VIDEO] determinado de 20 segundos cada una, con la mayor cantidad de repeticiones posibles y descansando solo 10 segundos entre cada una de ellas, es así como se completa un entrenamiento de cuadro minutos, no es aconsejable excederse de ese tiempo, aunque si pueden incluirse hasta cuatro movimientos diferentes en las series.

Otras modalidades

El método tabata también puede combinarse con pesas, puedes dar saltos y llevar tus rodillas al pecho con ayuda de ellas. También puede combinarse con la denominada técnica GAP que involucra glúteos, abdomen y pierna. Realiza sentadillas con saltos combinados y en posición horizontal sobre una superficie cómoda, lleva tus rodillas hacia delante, apoyándote con los brazos, por otro lado también puedes combinarlo con yoga, lo que hace que aumentes la fuerza y mejores tu equilibrio. Puede sonar contradictorio pero hay algunas posiciones en flexión como por ejemplo lunges o zancadas que puedes realizar controlando tu respiración con la intensidad propia del tabata

Es muy beneficioso

Debido a que la sensibilidad a la insulina y la capacidad aeróbica son dos factores que mejoran al practicar el método tabata. La insulina es vital en la homeostasis hormonal y la resistencia a la insulina es uno de los grandes. Por su parte, la capacidad aeróbica se relaciona ampliamente con el buen rendimiento del individuo ya que se refiere a la capacidad del organismo para funcionar eficientemente y llevar actividades sostenidas con poco esfuerzo. Además de estas bondades el método tabata ofrece mayor resistencia muscular, un mayor gasto calórico, que ayuda a moldear el cuerpo y una mayor liberación de hormonas del crecimiento.