Aunque tu bebé y sus cuidados son ahora el eje de tu vida, es inevitable que palabras como flacidez, celulitis y gordura pasen por tu mente después del parto y te preguntes como recobrar la figura. Sabemos que tu cuerpo no se recuperara de un di para otro, pero si puedes seguir una serie de consejos para acelerar y contribuir con este proceso. Lo mejor es que empieces con una rutina de ejercicios y una dieta saludable.

Vida para tu piel

Durante el Embarazo la piel resplandece y se ve hermosa por el aumento de la cantidad de estrógeno. Sin embargo una vez que das a luz, el número de estas hormonas desciende y la piel se torna seca.

Las cremas y la buena alimentación serán la clave para que tu piel se vea como antes o muchos mejor. El agua es el elemento principal que debes tomar en cuenta luego de haber dado a luz a tu bebé, sobre todo el período de lactancia. Bebe dos litros de agua al dia para hidratar la piel y evitar que se reseque.

La vitamina C será tu aliada, la puedes encontrar en las verduras, frutas cítricas y hortalizas. Es esencial para la síntesis de colágeno que le dará elasticidad a la piel. Y la vitamina A, este antioxidante lo puedes encontrar en lácteos, mantequilla, pescado, y vegetales anaranjados o rojizos.

Cabello con brillo

Al igual que la piel, el cabello también pierde fuerza y luce apagado, sin vida se cae más de lo común después del embarazo. Por esto es recomendable que comiences a cuidarlo inmediatamente después del parto.

Para que tu cabello vuelva a tener brillo y no se caiga, puedes tomar un complemento vitamínico específico. Prueba con ampollas revitalizantes para eliminar la sequedad y aplícalas una o dos veces por semana. Utiliza también un champú reparador.

Recupera tu figura

Después del embarazo tu cuerpo no solo gana unos kilos de más, si no también se pone flácido y aparece celulitis y estrías. Aunque suene terrible lo anterior, hay una solución: ejercicio y una dieta saludable. Primero, debes tener en cuenta que generalmente el momento indicado para hacer ejercicio y cambiar el régimen de alimentación es a partir de lo seis meses (consulta con tu médico)

La dieta debe ser equilibrada y además de incluir las sustancias que te mencionamos para mejorar la piel, debe ser rica en frutas, verduras y cereales integrales, ya que aportan minerales, vitaminas [VIDEO], energía y pocas calorías. Evita las grasas saturadas y azucares refinados. Las carnes deben ser cocinadas a la plancha y las verduras salteadas, cocinadas al vapor o crudas.

Cuida tus pechos

Es normal que durante el embarazo, los pechos crezcan y salgan pequeñas estrías. Por eso es importante seguir una serie de consejos para evitar que se caigan y aparezcan cicatrices: usa cremas antiestrías especial para la zona de tus pechos a fin de aportarle más elasticidad y resistencia a la piel. Asi como también usa un sujetador que se adapte al nuevo tamaño de tus senos