El cuerpo está formado por millones de células vivas, las cuales crecen, se dividen para formar nuevas células y mueren de forma natural. Cuando una mujer sufre Cáncer ovárico, estas células comienzas a reproducirse de manera descontrolada en los tejidos que conforman los ovarios. Este cáncer es el noveno más común en las mujeres y ocupa el quinto lugar como causa de fallecimiento por cáncer en la mujer.

Tratamientos

Para tratar el diferente tipo de cáncer ovárico los tratamientos pueden incluir cirugía, como la extirpación del útero y los ovarios. La quimioterapia, según el estadio de la enfermedad el especialista podría recomendar esta terapia, de manera que se eliminen las células cancerígenas que han sobrevivido a la cirugía.

La radioterapia, mediante el uso de rayos de alta energía se destruye las células del cáncer. Se realiza únicamente en el área afectada y puede ser con una máquina, que es lo que se conoce como radiación externa o con un líquido radioactivo aplicado en el abdomen a través de un catéter.

El seguimiento luego de la cirugía, la paciente debe mantener un control médico [VIDEO] que incluya con frecuencia examen físico, hematología, marcadores tumorales, ecografías y resonancias.

¿Cuántos tipos hay?

Los ovarios están conformados principalmente por tres células llamadas epiteliales, las cuales lo cubre, las células germinales que se encuentran en el interior del ovario y las estromales, que se encargan de formar el tejido que lo sostiene. La mayoría de los tumores ováricos de desarrollan en alguna de estas tres células, por lo que trae como consecuencia:

Tumores epiteliales, estos se originan en las células que cubren la superficie externa del ovario.

La mayoría ocurre en esta zona (90%). Tumores de células germinales, aparecen en las células que producen los óvulos, constituyen el 25% del total y son el 60% de los tumores que aparecen en las mujeres jóvenes, ocasionando dolor y distensión abdominal. Y por último los tumores estromales, que se originan en las células que sirven de estructura en el ovario, son los menos frecuentes y representan solamente un 5% de todos los tumores de ovarios

Detección del tumor

Se estima que solamente un 20% de los casos de cáncer ováricos se detectan tempramente. Aproximadamente en el 94% de los casos que se diagnostican en sus primeras etapas, el paciente logra vivir hasta cinco años después del diagnóstico. Para diagnosticar esta patología la paciente debe visitar a su médico con el fin de que le realice una serie de exámenes médicos que pueden incluir, un examen pélvico, una ecografía vaginal, un doppler, resonancias magnéticas y tomografías computarizadas.

Síntomas

Si tienes algunos de estos síntomas visita a tu médico especialista. Hinchazón del área abdominal, ciclos menstruales anormales, problema relacionados con el aparato digestivo, dolor de espalda, perdida o aumento de peso, crecimiento excesivo de vello. Entre otros