Lo beneficiosa que resulta la práctica de ejercicios en las personas diabéticas se conoce desde hace tiempo. La actividad física, junto con saludables planes alimenticios y tratamientos farmacológicos, conforman los elementos claves para controlar la enfermedad y mejorar la calidad de vida del paciente. Sumando a esto, el ejercicio contribuye a una mejor salud psíquica y emocional, siempre y cuando se realice adoptando las medidas de seguridad correspondiente.

Durante el ejercicio

Cuando las personas diabéticas practican ejercicio se produce un aumento del consumo de combustible por parte del músculo; en la primera media hora de actividad, este consume la glucosa de sus depósitos de glucógeno.

Una vez que estos depósitos se acaban, el músculo pasa a consumir la glucosa en la sangre. Luego, se establece un suministro continuo desde el hígado, hasta la sangre y de la sangre al músculo. Cuando el ejercicio se prolonga, se obtiene energía por la absorción de las grasas.

Insulina y sobrepeso

Estudios médicos afirman que la administración de la insulina en diabéticos puede estar relacionada con el aumento de peso en algunos pacientes. En este sentido, la doctora Adriana Salazar explica que antes de alcanzar las metas terapéuticas se produce un ahorro de calorías, debido a la eliminación de glucosa por la micción.

Este proceso cambia el control metabólico y la carga calórica queda acumulada lo que puede aumentar el peso del paciente. Otras causas posibles son la pérdida de sensación de saciedad generada por la resistencia a la insulina y las meriendas innecesarias por miedo a la hipoglicemia (déficit de azúcar en la sangre).

La especialista indica que los casos en los que se asocia el uso de la insulina y el sobrepeso tienen que ver con la dosificación y la tipología, ya que esta hormona actúa como anabolizante, favoreciendo el crecimiento de los tejidos y puede tener un efecto en la ganancia muscular.

Beneficios

La actividad física diaria es necesaria y favorable para todas las personas, pero en los afectados por diabetes [VIDEO] aún más. Algunas de las ventajas que ofrece la actividad física sobre la Diabetes es que disminuye los niveles de glucemia durante y después del ejercicio. Baja los requerimientos de insulina, al mejorar la sensibilidad y aumenta el gasto calórico. Así como también optimiza el perfil lipídico y reduce los factores de riesgo cardiovascular.