El día 30 de noviembre la polifacética Blanca Castillo Martínez, facilitadora de Biodanza, actriz, escritora [VIDEO] y cuentacuentos presentó en "La escalera de Jacob" su "Infimalario" El planeta de las historias ínfimas. Se compone de una serie de micorrelatos ilustrados [VIDEO] por ella misma sobre la locura y la esperanza del ser humano. Con su simpatía y espontaneidad expuso los aspectos más relevantes de sus micorrelatos, dirigidos a potenciar la Inteligencia emocional.

Las cinco heridas del alma

La pérdida, la humillación, la traición, la indiferencia y la decepción dejan su huella en el ser humano. Enfermedades de la vida moderna como la agorafobia causan un sufrimiento intenso en las personas que las padecen, como se manifiesta en la obra.

Las historias [VIDEO] reflejadas revelan una gran capacidad de la autora para ponerse en el lugar de los afectados, por su empatía y comprensión. Además, de su lectura se desprende una estimulación que motiva hacia la superación. Las ilustraciones sobrecogen por su simbolismo y originalidad.

Uno de los relatos está dedicado a las niñas secuestradas por el grupo terrorista Boko Haram en Chibok, al noroeste de Nigeria. Refleja la ruptura brutal de la inocencia propia de la infancia pero a la vez transmite al corazón del lector cariño hacia esas vidas truncadas. También propone los ingredientes nutritivos que no deben faltar en la vida de nadie, como autoestima y amor, entre otros. Cualquier interesado en su lectura puede contactar con la escritora a través de su página web

La biodanza un sistema de integración afectiva

Según Blanca es un quita miedos y ayuda a desarrollar la empatía.

Vídeos destacados del día

Se basa en cinco líneas de vivencia. La vitalidad porque la biodanza aporta energía y alegría de vivir; la afectividad porque el abrazo es el protagonista; la creatividad, porque uno se expresa a través de lo que le nace sin que se requiera saber bailar; y por último, la sexualidad y la trascendencia porque se potencia la sensualidad y la dimensión espiritual de la persona.

Esta disciplina fue creada por Rolando Toro (1924-2010) en Chile para mejorar la calidad de vida de los pacientes internados en un hospital psiquiátrico. La experiencia fue tan exitosa que extendió el sistema al resto de las personas.

Términos importante

La autoregulación: nadie está obligado a hacer nada que no le apetezca. Ayuda a liberar al niño interior gracias a la espontaneidad y al juego.

Progresividad: la práctica regularizada de la biodanza ayuda a desarrollar sus efectos, como la alegría y el bienestar. Se trabaja la vía húmeda, porque se potencia lo mejor de cada uno.

Blanca organiza retiros creativos (el próximo será para celebrar el fin de año) mediante actividades como la pintura, la escritura, juegos de improvisación teatral y por supuesto, la biodanza. Por último, Blanca es invitada especial esta semana del programa televisivo de Cuatro "Ven a cenar conmigo".