Los encontramos en todas partes: en bolsas, en cajas de zapatos y, a veces incluso en los bolsillos de los abrigos y chaquetas. Se trata de las bolsitas de gel de sílice que seguro que más de una vez hemos estado tentados de abrir para ver lo que contienen pero que la de veces acabamos tirando sin saber qué son.

Estas bolsitas, generalmente de forma cuadrada y de unos pocos centímetros, contienen en su interior pequeñas esferas transparentes de gel de sílice que tienen la función de proteger los productos de la humedad porque tiene acción desencante.

Estos paquetes de gel de sílice casi siempre se tiran pero en realidad podríamos aprovecharlos al menos en cuatro situaciones en las que pueden ser reutilizados y que resultan ser útiles para resolver algunos problemas cotidianos.

Mantenimiento de la plata

La plata con el tiempo tiende a oscurecerse debido a la oxidación pero gracias a las bolsas de silicio podemos prevenir que eso se convierte en una excusa y que nuestra platería se vea sucia. Sólo basta con que pongas estas bolsas en los cajones en los que guardas la plata.  

Eliminar olores

Estas bolsas de silicio se encuentran en cajas de zapatos y la acción del gel de sílice en cuanto al calzado no sólo está relacionada con el control de la humedad. Al colocar las bolsas directamente en la piel se puede eliminar el mal olor, ya que las microesfereas de sílice lo absorben.  

Protege tu smartphone, tablet o MP3

Esto os parezca un poco más raro pero es eficaz si se actúa rápido. Si por algún motivo como la mala suerte o la distracción se cae agua sobre tu preciado smartphone lo tendrás que usar estas bolsas para evitar daños en el teléfono, tablet o reproductor. 

En primer lugar se debe quitar la tarjeta SIM y la batería (si es posible) de los teléfonos inteligentes y almacenar todos los componentes en una bolsa cerrada en cuyo interior deben haber bolsitas de gel de sílice que van a deshumidificar el ambiente dentro de la bolsa, y absorberán la humedad de los componentes.

Vídeos destacados del día

Luego debes secar bien el smartphone y no usarlo de nuevo en 48 horas.

Mantener revistas y libros

El papel y la humedad no se llevan bien y revistas, libros y documentos pueden ser fácilmente dañados por el paso del tiempo, más aún cuando se almacena en áticos o sótanos húmedos. Para proteger memorias y documentos en papel podemos explotar las propiedades de los sobres de gel de sílice colocándolos en los lugares donde se almacenan los libros para que capten la humedad y ésta no los estropee. #Calidad de vida