Del día de la marmota al día de la boda. Una comedia ingeniosa con una creatividad slapstick totalmente contemporánea. Palm Springs consigue actualizar un mecanismo narrativo que en sí mismo es extraño pero que ahora cuenta con una cierta tradición cinematográfica: la del bucle temporal que atrapa a los personajes en una eterna repetición del mismo despertar.

Max Barbakow y Andy Siara, director y guionista de Palm Springs, explotan la conciencia desencantada de un niño con un notable efecto cómico. La película es un clásico movimiento de posmodernismo con la que se intenta reintroducir el concepto de bucle temporal y el predecible asombro del protagonista, como ya ocurrió con Bill Murray en 1993, dirigido por Harold Ramis.

'Palm Springs': un loop temporal que mezcla amor y desilusión

Nyles se despierta junto a su novia Misty y, con ella, se dirige al lugar donde se celebra la boda de Tala y Abe. Durante la recepción que sigue a la ceremonia en sí, se lanza a un discurso improvisado que le permite a Sarah, la hermana de la novia, no tener que hacer uno propio: la niña va borracha y no ha preparado nada para decir.

Unidos por la circunstancia del discurso y cómplice del descubrimiento de que Misty está engañando a su novio, Nyles y Sarah descubren que se gustan, pero su momento mágico se ve arruinado por un hombre llamado Roy, que hiere a Nyles con una flecha.

El niño corre hacia una cueva cercana para ver qué hay detrás de una luz misteriosa que sale del interior y advierte a Sarah que no lo siga.

Sin embargo, ella no lo escucha y es succionada con él por un vórtice temporal que acaba por despertar la mañana del 9 de noviembre. En cuanto se da cuenta de dónde está, la niña corre a buscarlo para pedirle explicaciones y él le dice que ahora, ambos son prisioneros de un bucle temporal.

Dentro del bucle también está Roy, el hombre que hirió a Nyles y que lo considera responsable de haberlo arrastrado con él en esta pesadilla que se repite todos los días.

No desea nada más que tener la posibilidad de venganza.

El niño le explica a Sarah que ella también se encontrará repitiendo un número indeterminado de veces ese mismo día, tal como le ha sucedido a él durante algún tiempo, en una situación que parece no tener salida y que nada de lo que ha intentado hasta ese momento parece efectivo para romper el mecanismo que los mantiene atrapados.

'Palm Springs': cine fantástico y surrealista

Palm Springs nace como una comedia romántica que engloba un elemento fantástico / surrealista pero que pretende ser una reflexión profunda sobre las relaciones y las posibilidades que tienen las personas de hacerlas nacer y de cultivarlas. Esta película va más allá del clásico juego sobre el destino de la tensión amorosa entre los dos protagonistas. Busca profundizar en la manera de cómo este bucle temporal permite que la persona madure, se conozca a sí misma y cambie hacia cómo quiere ser.

El bucle espacio-temporal de esta comedia no solo es la excusa para generar gags en abundancia, o el obstáculo que los dos protagonistas encuentran en su camino.

También la forma en que tienen que crecer, desarrollarse y volverse cada vez más definidos y conscientes de sus metas y lo que quieren hacer con sus vidas que, a medida que avanza la historia de la película, resultan ser presa del azar, el hábito y el miedo. Más que una maldición, el bucle es en realidad la mayor oportunidad de Nyles y Sarah de cambiar sus vidas.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!