Hay Historias con valores que dan mucho de qué hablar en las redes. Marios Giannakou es un maratonista griego que llegó a la cima del Monte Olimpo, la montaña más alta de Grecia, llevando a la espalda a su amiga discapacitada Eleftheria Tosiou, quien había expresado el deseo de alcanzar esta cima.

El gran sueño de Eleftheria

Tosiou tiene 22 años y es estudiante de biología en Thessaloniki. Los dos se conocieron en septiembre y la joven expresó a Giannakou su deseo de subir al pico más alto del Olimpo, una ruta que el corredor ya había completado 50 veces con éxito. Pero el 51, había dicho, sería el más especial para él.

Eleftheria es una estudiante de 22 años con un sueño: escalar el monte Olimpo. Sin embargo, era un sueño casi imposible para ella dado que la joven está discapacitada y tiene que ir en silla de ruedas. En un principio ella creía que su gran sueño no podría cumplirse jamás porque es imposible que pueda escalar una cima en silla de ruedas. Pero tras mucho tiempo pensar en el sueño y de compartirlo con sus seres queridos, llegaron a dar con la solución.

Por suerte para ella, tenía un amigo de esos que merece la pena tener, un amigo especial que logró hacer que un deseo que parecía imposible pudiera convertirse en realidad. Una historia que se ha vuelto viral en poco tiempo por su valentía, su fuerza y su sentido de la amistad.

A veces las historias que llegan al corazón son aquellas que más hondo calan y que más gustan a las personas.

Marios Giannakou no lo dudó dos veces

El corredor de maratón Marios Giannakou, no se lo pensó dos veces, cuando se enteró del deseo de su amiga, la cargó en sus hombros en una mochila especialmente modificada para ella y no se detuvo hasta llegar a la cima del Monte Olimpo, después de escalar durante más de diez horas.

Hay que decir que esto no lo puede hacer cualquiera, Marios es un maratonista de élite, experto en este tipo de actividades y con una buena preparación física.

Unos días antes de subir a la cima del Olimpo, por 51ª vez, que ahora, sin embargo, tenía un simbolismo especial. Marios Giannakou, que ha acabado con éxito carreras de larga distancia en el desierto, la jungla y la Antártida, declaró que "todas las carreras del mundial, las medallas pero también las distinciones hasta ahora son pocas frente a este proposito ”.

Eleftheria Tosiou tiene 22 años y cuando conoció a Mario, a través de un amigo en común, le confesó que quería escalar el Olimpo. Sin pensarlo dos veces, revisó el diario él mismo, estudió el pronóstico del tiempo, organizó el equipo de apoyo apropiado e hizo realidad el sueño de su amiga.

Este es un camino que el deportista conocía muy bien y que ya había completado con éxito 50 veces. ¡Pero esta vez, la 51, fue sin duda el más especial! "No hay nada más real que un sueño - escribe Marios en su perfil de Instagram - llegamos a la cima de Grecia junto con Eleftheria y nuestro equipo".

Los dos amigos llegaron a un refugio a 2.400 metros, donde pasaron la noche antes de partir a las 6 de la mañana hacia el monte Mytikas, el pico más alto del Olimpo, de 2.918 metros.

Historias que valen más que todos los premios del mundo

"Para mí, todas las competiciones internacionales y las medallas obtenidas hasta ahora significan poco para este objetivo", dijo Marios antes de irse.

Evidentemente, la hazaña no fue fácil, ni siquiera para un deportista experimentado acostumbrado a retos extremos. Todo se hizo con la colaboración de un equipo de 8 personas que siguieron a sus amigos hasta la cima del Monte Olimpo. Historias como estas hacen que el mundo gane en solidaridad y en valores tan importantes como la amistad o las ganas de ayudar.

Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Historias
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!