El Ministerio para la Transición Ecológica, a través del secretario de Estado de Energía José Domínguez Abascal, ha solicitado de forma escrita a Fernando Martí Scharfhausen, presidente del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), que se suspenda el trámite del permiso por la necesidad de diseñar una política energética previa a la aprobación del proyecto. Cabe destacar que el gobierno deberá presentar antes de finalizar el año un plan de energía y clima a la Comisión Europea.

La decisión de ubicar el ATC en Cuenca fue tomada en diciembre del 2011 en Consejo de Ministros, se escogió entre varias zonas que optaban como sede al silo, con la oposición principalmente del PSOE de Castilla-La Mancha e informes técnicos, luego en 2015 al asumir Emiliano García-Page como presidente regional toma acciones para paralizar el proyecto.

Estas acciones se hicieron manifiestas al aprobar en 2016 un decreto para ampliar la Zona de Especial Protección para las Aves – ZEPA- de la Laguna de El Hito, acto que frenó la construcción del ATC al necesitar la aprobación ambiental previa. Este decreto fue suspendido por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha por la suspensión cautelar que hiciera el Tribunal Supremo y que fuera recurrido por el Gobierno central.

Reacciones que afloraron tras la noticia

Por su parte Emiliano García-Page, reaccionó en su cuenta de Twitter diciendo que se acerca la paralización de la construcción del ATC mientras que el vicepresidente regional celebra “una de las mejores noticias que podía recibir”.

Por otra parte, José María Sáiz alcalde de Villar de Cañas, se muestra convencido de que el ATC será construido en su jurisdicción ya que considera que, en algunos meses, técnicos del CSN indicarán que se debe hacer.

No es la primera vez que se presenta un retraso en el proyecto cuyo presupuesto se aproxima a los mil millones de euros

Según algunas fuentes, atendiendo la solicitud ministerial el CSN celebrará un pleno para aprobar la paralización del permiso ideado hace casi dos décadas, lo cual retrasa nuevamente el plan nacional de residuos aún vigente.

En el mismo se establece que el proyecto debería estar listo en 2010 y operativo en 2018. Enresa, empresa encargada de gestionar residuos nucleares en España, ha dado como fecha límite el año 2021.

Ante tanto retraso, las centrales nucleares activas han estado construyendo almacenes particulares dentro de sus instalaciones para mantener bajo buen resguardo los desechos contaminantes producidos en sus reactores

Aún con el rechazo del Ejecutivo socialista de Castilla-La Mancha, en 2011 el Gobierno del PP precisó Cuenca como sede del Silo, el cual cuenta, desde julio de 2015, con el visto bueno del emplazamiento por parte del CSN, algo conflictivo por dudar acerca lo idóneo que puedan ser los terrenos ubicados en Villar de Cañas.

José Luis García, encargado de Energía y Cambio Climático de Greenpeace avala la decisión gubernamental al estar de acuerdo con detener el permiso aprobado por el Ejecutivo del PP en Cuenca ya que lo considera un proceso irregular además de no ser la solución al problema que, en su opinión, inicia con detener la generación de desechos radioactivos.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!