Los hechos ocurrieron el 8 de abril de 1988 en Fort Wayne, Indiana, cuando la pequeña de 8 años, April Tinsley, salió de su casa a buscar su paraguas a la casa de una amiga y nunca volvió.

Pasaron treinta años para que la policía, uniendo pistas y tras la comparación de ADN, diera con John D. Miller, quien finalmente fue capturado y encarcelado, tras su confesión. El cuerpo de April fue hallado sin vida en una zanja en Spencerville, a unas 20 millas de la residencia de la niña. La autopsia indicó que la causa de la muerte fue asfixia con indicios de abuso sexual.

Las notas de Miller

Después de haber encontrado el cadáver de April, la policía no encontró sospechosos del hecho tras sus investigaciones.

Dos años más tarde comenzaron a aparecer extraños mensajes relacionados con el caso. En 1990, no muy lejos de donde apareció el cuerpo de April, apareció, en la puerta de un granero, un mensaje escrito a crayón que decía "Yo maté a April Marie Tinsley. Volveré a matar".

Durante 2004, cuatro notas aparecieron en bicicletas estacionadas en las puertas de varias residencias de Fort Wayne con la leyenda "Hola, te estoy vigilando. Soy la misma persona que mató a April Tinsley tu eres mi próxima víctima..." Las notas estaban acompañadas de preservativos usados o fotos instantáneas de personas asesinadas.

El proceso de captura

En mayo de este año la policía de Fort Wayne solicitó se practicara una prueba de ADN en el "Caso Tinsley". El resultado de la prueba redujo la investigación a dos sospechosos, Miller uno de ellos.

El pasado 2 de julio la policía se acercó a la residencia de Miller y, tras revisar la basura, encontraron un trío de preservativos usados, cuyos ADN coincidía con los encontrados durante la investigación. El 15 de julio fue apresado.

La cruda confesión de Miller

Ese 15 de julio la policía, al llegar a la casa de Miller, le preguntó si tenía idea del por qué ellos estaban ahí, a lo que Miller dijo: "April Tinsley".

Le pidieron a Miller explicación sobre lo ocurrido a Tinsley y simplemente les dijo "no puedo". Luego detalló los hechos.

Miller confesó haberla secuestrado el 1 de abril de 1988, haberla llevado a su remolque donde tuvo relaciones con ella, para luego asesinarla. Miller aseguró haberla estrangulado hasta que falleció, para que no pudiera denunciarlo a la policía.

Además, aseguró que la niña tardó 10 minutos en morir y que luego violó su cadáver. También dijo que al día siguiente arrojó su cuerpo en una zanja y un día más tarde vio que se había quedado en el remolque un zapato de April, y al ver que no salía aún en las noticias el caso, regresó a la zanja y lo arrojó.

En su momento, populares programas de televisión, dedicados a la investigación policial como America's Most Wanted o Crime Watch Daily, realizaron producciones sobre el caso, pero sin mayores repercusiones.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!