La Guardia Civil ha dado con el paradero del asesino y expareja de la joven rumana de 24 años, quien fue ultimada este sábado en su residencia ubicada en Lepe. Informantes de las pesquisas certificaron que el victimario se ocultaba en un pequeño poblado llamado Tariquejos, a 10 kilómetros del lugar donde acontecieron los hechos.

La mañana de este pasado sábado, la joven que respondía al nombre de Cristina, falleció luego de recibir varias puñaladas. Una vecina fue quien alertó a las autoridades de la anormalidad que estaba ocurriendo luego de escuchar los berridos.

La llegada de los cuerpos de seguridad era tardía para intentar salvar a vida de la Mujer que yacía en el piso ensangrentada.

La hoy occisa, era madre de dos niñas en común con el supuesto agresor. Las menores han quedado momentáneamente a la tutela de la Junta de Andalucía mientras se intenta contactar en Rumania familiares de la agraviada.

Precedentes de violencia de género

El presunto agresor tenía una orden de alejamiento que no le permitía acercarse a la víctima. Para el momento del crimen, habían pasado solo 20 días desde que Cristina emitió una denuncia en su contra por Violencia de género. El ayuntamiento local había informado que la joven recibía atención de los servicios sociales por agresiones de este tipo.

Al parecer, la joven rumana tenía 4 años residiendo en Lepe, donde junto a su exmarido desempeñaba labores en campañas agrícolas. En el lugar donde se llevó a cabo el crimen, vivía la víctima con su hermano y sus dos hijas, según informa Juan Manuel González, es alcalde de la zona.

Desarrollo del crimen

Las averiguaciones primarias arrojaron que el asesino irrumpió en la residencia ubicada en la calle Méndez Núñez a tempranas horas, con la finalidad de encontrar a Cristina sola con sus dos hijas. Luego de apuñalarla hasta ocasionarle la muerte, el perpetrador del delito huyó del lugar mientras una vecina que oyó desde su casa los gritos, presenció el escape.

Luego de que la vecina entró a la vivienda y vio en el piso a la joven sangrando, hizo el llamado a emergencias. Horas mas tarde, el cuerpo sin vida fue llevado al Instituto Anatómico Forense de la región.

El Ayuntamiento local llamó a una reunión donde se haría memoria a la joven con un minuto de silencio. Este caso deja como resultado la víctima fatal numero 20 en lo que va de año por violencia de género.

A la convocatoria asistieron diferentes personajes gubernamentales, donde a través de la lectura de un manifiesto, han expresado el inmenso repudio a delitos de este tipo y han extendido las condolencias a los familiares de Cristina.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!