Las fibras tienen un papel importante en el cuerpo, uno de los responsables del buen funcionamiento de nuestro metabolismo y el sistema digestivo. Son alimentos que deben estar presentes en nuestro día a día y según expertos lo más recomendado es ingerir alrededor de 25 a 30 gramos de fibras al día combinando [VIDEO]siempre con alimentos integrales, junto a verduras, frutas y verduras.

Una buena sugerencia para incluir las fibras alimentarias en sus comidas es ponerlas en las ensaladas, arroz, frijoles o incluso en el yogurt. Cambia el pan común por el integral, añade más cereales en tu desayuno, coma frutas a lo largo del día.

Las fibras desarrollan sus funciones más fácilmente [VIDEO] con el auxilio del agua, por lo que es válido recordar que ese cambio en la alimentación debe ser aumentada de mucha agua.

Esto evita posibles prisiones de vientre.

¿Qué las fibras hacen por ti?

Además de controlar el peso y el índice glucémico son grandes aliados en la lucha contra diversas enfermedades, así como la lucha contra el colesterol alto, y estreñimiento. Las fibras ayudan en la disminución del colesterol junto a una dieta que tiene poco consumo de grasas y mucha práctica de actividades físicas. Las fibras producen sustancias que sintetizan el colesterol cuando absorben las moléculas de grasa.

Ayuda en el buen funcionamiento intestinal, acelerando el paso del bolo fecal por el intestino, y así mejorando su funcionamiento.

De forma general las fibras promueven la salud de la flora intestinal, eso significa que aumenta las bacterias buenas y eliminan las malas.

¿Dónde están las fibras

Las fibras se dividen en dos categorías:

  • Las fibras solubles -aumentar la saciedad, controlar los niveles de glucosa en la sangre y reducir los niveles de colesterol y prevenir el cáncer de intestino. EX: grano de pico, avena, soja, zanahoria, frutas en general, cebada, soja, entre otros.
  • La fibra insoluble -ayudar en el funcionamiento del intestino prevenir el estreñimiento y estreñimiento cárceles. EX: salvado de trigo, verduras y cereales integrales como: pan, tostada, arroz, granola, avena en copo y salvado de avena, linaza y cereal de trigo.

¿Cómo degustar?

A pesar de su importancia, a menudo fibras son de rechazo por la mayoría de la gente. Algunas por falta de tiempo en preparar, otras por el sabor, y varias otras excusas. Para estos dos casos las soluciones son muy simples. Si usted tiene el almuerzo y la cena fuera de casa, elegir restaurantes que son de autoservicio, y ofrecen una buena variedad de frutas y verduras.

Y abusar de estos alimentos, ellos te ayudarán en otras actividades en el día a día.

Algunos alimentos como el tomate, poseen el licopeno, un antioxidante poderoso que ayuda a reducir el riesgo de cáncer de próstata y cervical. Frutas en general y las cebollas son ricas en quercetina, que ayudan a reducir las placas de grasa en las arterias y también ayuda a combatir las alergias. Según los nutricionistas, la ingesta adecuada de fibras es de 3 o 4 porciones de cereales, 2 o 3 de vegetales y verduras y 5 o 6 porciones de frutas. Es decir, 4 a 5 frutas, dos tazas de cereales y un plato bajo de verduras.