Un día después de que en el incidente de Florida [VIDEO]varios estudiantes y el personal recibieron disparos, cerca de siete adolescentes ingresaron a los recintos de la escuela llevando armas de fuego. Según informes locales, las armas fueron recuperadas sin incidentes. Estos informes vinieron de Missouri, Arizona, Florida, Maryland y Texas. Los informes muestran cómo los funcionarios escolares y federales subestiman la ocurrencia de tal ataque. El tiroteo en Florida se considera uno de los Tiroteos escolares más mortales en la historia de los Estados Unidos.

Ley de escuelas sin armas

Actualmente, no hay datos creíbles de estudiantes que lleven armas a la escuela a pesar de la ley federal.

La falta de datos adecuados se debe a que las Escuelas rara vez informan sobre estos casos y los funcionarios estatales se olvidan de supervisar que no se lleven armas a los recintos escolares. Es imposible decir cuántos estudiantes son atrapados llevando armas a las escuelas cada año.

La Ley de Escuelas Libres de Armas de 1994 describe las pautas adecuadas a seguir cuando un estudiante es sorprendido llevando una pistola a la escuela. Al tomar el arma [VIDEO], la escuela debe informar el incidente al distrito escolar, que luego pasa la información a los funcionarios de educación del estado, quienes la envían al Departamento de Educación de EE. UU. El objetivo de este proceso es detectar tendencias e informar a los legisladores para encontrar mejores formas de abordar el problema.

Según un informe de PBS, los funcionarios estatales y escolares de Arizona, Colorado y Maine no han estado siguiendo de manera adecuada los incidentes relacionados con armas de fuego durante los últimos años.

Los funcionarios de educación del estado afirman que recopilan datos, pero que rara vez lo envían según lo exige la ley. Después del tiroteo en Florida, la Demócrata de Maine, la Senadora Rebecca Millet, solicitó informes de incidentes relacionados con armas de fuego en las escuelas del área. También agregó que el tema de la seguridad escolar es primordial y debe abordarse.

Falta de supervisión

Aunque esta información es incompleta, la base de datos federal muestra que más de 1,576 estudiantes fueron sorprendidos con armas de fuego en la escuela durante el año escolar 2015-16. La información es muy cuestionable ya que los registros de otros estados muestran un número mucho más alto, de acuerdo con la revisión de Stateline. En Washington, DC., las cifras federales muestran 162 incidentes entre 2009 y 2016, pero el recuento de estado muestra cerca de 158 incidentes. El recuento de estado está respaldado por funcionarios estatales de educación.

Mac Hardy, director de operaciones de la Asociación Nacional de Recursos Escolares Oficiales, afirma que muchos estudiantes solo traen armas a la escuela para parecer guays o para ahuyentar a los matones.

La mayoría de las veces las pistolas no están cargadas o ni siquiera son pistolas reales. Hardy insta a las escuelas a tomar medidas, ya que algunos de estos incidentes pueden representar una gran amenaza para otros estudiantes.