La libertad es uno de los grandes valores que todos los seres humanos asumimos, o deberíamos asumir como propio, ya que es inherente a la propia naturaleza humana.

La cultura patriarcal y el rol de las mujeres como protagonistas del cambio

En el ámbito social, estamos tan condicionados por nuestro entorno, que tendemos a aceptar como verdaderos ciertos estereotipos y estilos de vida que consideramos apropiados, porque se nos han inculcado, y desde que tenemos uso de razón, los hemos visto predicar y ejercer en nuestro propio núcleo familiar, social, profesional, y en nuestras inter-relaciones en general.

Por norma no nos paramos a cuestionar la veracidad de tales modelos, así que, la mayoría de nosotros y nosotras los hemos interiorizado de tal manera que ni siquiera somos conscientes de que, tal vez, existan otras opciones.

El problema actual es que el rol que la Mujer ha venido desempeñando en un mundo, una civilización hecha por y para los hombres, ahora empieza a resultar ineficaz. Este hecho evidente pero que no empezó a salir a la luz desde hace tanto tiempo, nos trae a todos de cabeza.

Con los cambios sociales y el despertar de las mujeres a nuevas necesidades, como la de la participación en la vida pública, el acceso al conocimiento y la igualdad de derechos, ha sacudido lo que ha venido dándose por sentado durante tantos siglos de cultura patriarcal.

Los hombres, en su gran mayoría, están confusos en tal grado que no llegan a comprender las reivindicaciones feministas, porque creen que todo está bien, que no existe tal discriminación y que la susodicha cultura patriarcal no es más que un invento.

Pero lo realmente preocupante es la gran cantidad de mujeres que opinan exactamente igual, y creen que viven en una sociedad justa, igual en derechos entre hombres y mujeres.

Declaran que nunca se han sentido discriminadas por razón de género, y lo peor, es que así lo creen. Esta falta de conciencia es preocupante, es la propia raíz del Machismo que se ha instaurado en las propias mujeres, adoptándolo como propio y como lo normal.

No, no es normal que el androcentrismo esté tan incrustado que hasta se refleje en el propio lenguaje en el que tengo que escribir este artículo, que me vea obligada a utilizar el masculino por el neutro para no parecer que hablo en un idioma extraterrestre. Porque este es el idioma de nuestro planeta, y el idioma es el reflejo de nuestra cultura ancestral [VIDEO].

Por poner algunos ejemplos, que estoy segura de que muchas y muchos podrán traer a su propia experiencia personal, citaré solo algunos comentarios de mujeres famosas en relación a lo que trato de transmitir en estas líneas:

Mujeres machistas: declaraciones de famosas en el siglo XXI

  • Miranda kerr – modelo

"Las mujeres deben arreglarse para complacer a sus hombres"

  • Mariló Montero – periodista.

“Tenemos que defender el machismo desde un buen punto de vista” (2017)

  • Arriola Niquet – diseñadora gráfica y activista antifeminista

“El patriarcado no existe…el feminismo no tiene razón de existir” (junio 2016)

  • Shailen Woodley – actriz

“No soy feminista porque amo a los hombres”

“No sé cómo las mujeres esperamos que los hombres nos respeten cuando no nos respetamos ni las unas ni a las otras.

Hay mucha envidia, comparaciones y celos” (2017)

  • Lana Lokteff - en contra de la migración y el multiculturalismo (movimiento “all right”) y la lucha feminista, considerada la “Abeja reina” de la ultraderecha norteamericana.

“Las mujeres realmente sólo queremos tres cosas: ser bellas, atraer a un hombre exitoso que nos proteja y tener una familia. ¿Qué mujer no quiere eso?”

Miranda kerr – modelo

"Las mujeres deben arreglarse para complacer a sus hombres"

  • Mariló Montero – periodista.

“Tenemos que defender el machismo desde un buen punto de vista” (2017)

  • Arriola Niquet – diseñadora gráfica y activista antifeminista

“El patriarcado no existe…el feminismo no tiene razón de existir” (junio 2016)

  • Shailen Woodley – actriz

“No soy feminista porque amo a los hombres”

“No sé cómo las mujeres esperamos que los hombres nos respeten cuando no nos respetamos ni las unas ni a las otras. Hay mucha envidia, comparaciones y celos” (2017)

  • Lana Lokteff, mujer en contra de la migración y el multiculturalismo (movimiento “all right”) y la lucha feminista, considerada la “Abeja reina” de la ultraderecha norteamericana.

“Las mujeres realmente sólo queremos tres cosas: ser bellas, atraer a un hombre exitoso que nos proteja y tener una familia. ¿Qué mujer no quiere eso?”

Dejo estas palabras, citas reales, para la reflexión del lector/a, y solo puedo esperar y desear que tal vez logren despertar un punto de conciencia para darnos cuenta de que la libertad, ante todo, está en nosotras mismas.