La consultoría Cambridge Analytica (CA), según denunció uno de los trabajadores, Christopher Wylie al diario “The observer”, habría utilizado los datos de más de 50.000 millones de personas con perfiles en facebook, con el fin de escrutar en sus tendencias políticas e influir en ellas para cambiarlas.

La empresa CA fue contratada por Steve Bannon, el exasesor de Donald Trump, para la campaña política de Trump del 2016. También intervino en la campaña del Brexit.

Según el periódico “The Guardian” todo surgió de una investigación de la Universidad de Cambridge sobre la hipótesis de identificar perfiles de Facebook según su comportamiento en la red social.

Esto podía hacerse a través de “likes”, ya sea directamente vinculados con ideologías políticas, o también a través de estrategias más sutiles, refiriéndose a otros temas aparentemente inofensivos.

A partir de esta idea se creó una app con un cuestionario que CA pagaba a los usuarios por descargarse y que contenía una encuesta de prueba consistente en un test de personalidad que había que contestar. Esta app se vinculaba con Facebook y los perfiles de sus usuarios. Christopher Wylie [VIDEO] asegura que el gasto que comportó esta app ronda un 1 millón de dólares.

Cuando los usuarios de la red social hicieron el test, también le dieron a Aleksandr Kogan, director de datos de CA, el acceso a sus datos personales, incluida información demográfica como nombres, ubicaciones, edades y géneros, así como las páginas a las que les pusieron "me gusta" y algunos de los datos de sus amigos en Facebook.

Presuntamente toda esta información recopilada era utilizada para enviar anuncios falsos y mensajes a los usuarios identificados en una ideología concreta para influir en su intención de voto.

Aleksandr Kogan, el responsable de datos de CA, ha sido acusado por facebook de mentir acerca de sus razones para poner en marcha este programa, al decirles que su objetivo era realizar una investigación académica.

Por su parte, la Universidad de Cambridge asegura que, a pesar de su nombre, la CA no tiene relación alguna con esta universidad, y que no existen motivos para pensar que Kogan usara los datos de esta institución en el proyecto de CA. Kogan continúa trabajando en la Universidad, además de dirigir una web de encuestas en línea.

Frente a las acusaciones de facebook, Kogan afirma que nunca dijo que el proyecto fuese para una investigación académica y que, en realidad, hizo todo lo posible por desvincularlo de la Universidad.

Si bien admite que en un primer momento sí mencionó este aspecto, recalca que reformuló su propuesta con facebook introduciendo una cláusula en la que los usuarios permitían la utilización y la venta de su información personal.

Al proporcionar estos datos a CA, Facebook infringió su propia política de protección de datos de carácter personal. La CA declaró que cuando la empresa se dio cuenta de que Kogan había recopilado la información en contra de los términos de uso y servicio de facebook, eliminó toda la información en el 2015, a petición de Facebook.

Según The New York Times y “The observer”, CA no habría borrado tales datos cuando Facebook se lo pidió en el 2015, supuesto que la empresa de datos niega. Enterada de este hecho, el pasado viernes Facebook suspendió a CA de su plataforma.

Ante las acusaciones de espionaje recibidas contra Kogan, éste ha manifestado en un correo enviado a sus colegas de la universidad de Cambridge que estaría encantado de colaborar con el FBI y de prestar declaración ante el Congreso de estados Unidos, aunque afirma que ninguna de estas autoridades, ni el Gobierno de la Gran Bretaña, le han pedido ninguna explicación.

Todas estas informaciones han llegado al Congreso de los EE.UU. desde donde los senadores demócratas han pedido a Mark Zuckerberg que declare delante del Senado.

La bajada de la cotización en bolsa

El pasado lunes Facebook bajo más de un 7% su cotización en bolsa, arrastrando consigo a otras grandes firmas tecnológicas, como por ejemplo Alphabet (-3,40%), Amazon (-2,14%), Netflix (-2,28%) o Twitter (-1,91%).

Facebook, que tiene una capitalización de mercado superior al los 537.000 millones de dólares, ha influido negativamente en dos de los principales indicadores de Wall Street: el Nasdaq, que ha bajado un 2,13%, i l'S&P, que con un descenso de l'1,46%

Este escándalo ha repercutido en Facebook, provocando en la compañía el peor descenso desde septiembre de 2012, lo que se traduce en una pérdida de más de 40.000 millones de dólares en el pasado lunes.