Cuatro personas figuran en la tragedia que conmocionó a Francia en días pasados. El desarrollo de un tema en un aula de clase de un colegio de secundaria cercano a París, culminó con el degüello de un profesor de manos de un terrorista islamista.

Comienza la campaña de descrédito y acoso

Luego que el docente dio su clase, un padre indignado comenzó una campaña en su contra la cual duró varios días y que tuvo el fatal desenlace con una práctica del terrorismo islamista que le dice a la comunidad francesa que aún sigue vigente. La referida campaña de odio la inicia un representante de una estudiante, al considerar que esta fue víctima de la islamofobia.

Para ello contó con el apoyo de un predicador que la impulsó a través de las redes sociales, la cual impactó la mente de un refugiado proveniente de Chechenia, que decidió acabar con la vida del profesor.

El episodio comienza en un aula de clases el día 5 de octubre, cuando el profesor de Historia y Geografía, Samuel Paty destina el tiempo de la asignatura de Educación Cívica a conversar sobre la libertad de expresión. Para esto se apoya en caricaturas de Mahoma, divulgadas en el Charlie Hebdo, que es un semanario satírico de Francia; en ellas al referido profeta lo presentan desnudo.

Previendo no causar incomodidad ni herir susceptibilidades, al inicio de la clase el docente Paty extrema su cautela, y refiere a los estudiantes que si desean no vean las imágenes.

Ya para el 7 de octubre, el progenitor de una estudiante de 13 años de edad, publica en redes sociales un vídeo donde hace un llamado a activarse contra el profesor, al que acusa de tenerle fobia al islam. El referido representante, el día siguiente se presenta en el Collège du Bois-D’Aulne, ubicado en el municipio de Conflans-Sainte-Honorine, al noroeste de París, para hacer un reclamo formal ante la dirección.

En esa oportunidad se hizo acompañar por el predicador radical Abdelhakim Sefriaoui.

De un desacuerdo a la tragedia

Solicitan que sea despedido el citado profesor, y que de no ser así organizarían manifestaciones. No se intuía que una simple desavenencia de un representante con los objetivos impartidos en la escuela se convertiría en un episodio que sacudiría la comunidad parisina y a la sociedad francesa en general, así como las agrupaciones islamistas.

No conforme con esto, el padre se dirige el mismo día a la comisaría, al fin de denunciar al mencionado educador por supuestamente “difundir imagen pornográfica”, de acuerdo a los hechos narrados por el fiscal Jean-François Ricard. En un segundo vídeo también publicado, el padre trata de “golfo” al docente y solicita a su público “decir basta”. Asimismo, difunde el nombre del profesor y la dirección de la institución educativa.

Manifiesto deseo de venganza

Al parecer, en este momento, se había despertado un deseo de venganza en el progenitor de la estudiante, pues deja correr un tercer vídeo con el título de “El islam y el profeta insultados en un colegio público” difundido el día 12 de octubre, donde figura al frente del colegio por el predicador.

El hecho más preocupante fue el impacto que causó la campaña de descalificación y acecho —promovida en las redes sociales— en la mentalidad de Abdoulakh Anzorov, que lo llevó a ejecutar el despreciable acto de decapitar al docente Paty, lo que no ha sido aclarado en las investigaciones que se adelantan.

Vale destacar que Abdoulakh Anzorov, nació en Rusia, e ingresó a Francia a los seis años de edad. No presentaba antecedentes penales, ni era estudiante del Collège du Bois-D’Aulne. Residía a 80 kilómetros del colegio, en la ciudad de Évreux. La tarde del día viernes 16 de octubre se presentó en la institución, provisto de dos cuchillos y un arma de fuego con balas plásticas. Indagó entre los estudiantes por el paradero del docente.

De acuerdo al periódico Le Monde, les prometió dinero si le suministraban la información.

Una vez que reconoció a Paty, lo persiguió por varios metros para darle alcance y atacarlo con el arma blanca de 35 centímetros. Luego del sangriento hecho, tomó unas instantáneas y las difundió en Twitter junto a un mensaje dirigido a Macron, donde presumía de haberle dado muerte a una persona que se había “osado rebajar a Mahoma”. La policía le dio muerte poco después. Por este suceso se han detenido a 15 personas para interrogatorios, entre los que se cuentan el predicador, el padre de la estudiante y cuatro alumnos más del colegio.

Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Historias
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!